El partido gobernante «Nidaá Tunis» ofrecerá al presidente de Túnez, Beji Caïd Essebsi, que sea su candidato en las elecciones presidenciales previstas para el próximo 17 de noviembre, reveló hoy el secretario general de la formación, Hafedh Caïd Essebsi.

En una entrevista concedido al diario internacional «Al Qods», Hafedh, hijo del mandatario y responsable de las candidaturas de la formación, aseguró que existe «unanimidad a este respecto entre los nidadista».

«Pero solo a él le corresponde la decisión final. Es él quien decide si está listo para continuar y renovar el compromiso y, si se niega, tendremos que encontrar otra solución», precisó.

Hafedh Essebsi, que está enfrentado al primer ministro, Yuosef Chaheed, miembro también de la plataforma, aprovechó para defender la gestión de su padre, en particular en la arena internacional, pese a la aguda crisis que sufre Túnez.

«Creemos que todo lo que hace el presidente a nivel diplomático es importante para el futuro de Túnez», que consideró brillante, recalcó.

Beji Caïd Essebsi, de 93 años, miembro de la aristocracia política y presidente del Parlamento en los años de la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali, formó la plataforma «Nidaá Tunis (la llamada de Túnez) en 2013, en un momento crítico en el que la transición tunecina comenzaba a derrapar.

Integrada por una decena de formaciones y numerosas figuras políticas, ganó un año después las elecciones y se convirtió en el partido gobernante y en la primera fuerza en el Parlamento, por delante de los islamistas conservadores de «Ennahda».

La plataforma comenzó a quebrarse en 2016, tras el ascenso a la secretaria general del hijo del presidente.

Desde entonces, varios grupos se han salido de la disciplina de Nidaá Tunis en la Cámara y permitido así que «Ennahda» se haya convertido hoy la primera fuerza nacional y el pilar fundamental del gobierno.

Entre los que se han alejado de «Nidaá Tunis» esta el propio primer ministro, que baraja la opción de aspirar igualmente a la presidencia.