El Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos, con la semilla de Vox, ha aprovechado el error de tramitación en una norma del anterior Ejecutivo socialista para sustituirla por otra orden, que aumentará el horario lectivo de Religión en la enseñanza Primaria el próximo curso.

Las clases de Religión en Primaria duraban hasta ahora 45 minutos a la semana, pero los colegios andaluces tenían autonomía para aumentarlas hasta los 60 o 90 minutos. Ahora, la Consejería de Educación ha confirmado que aumentará el horario de Religión a una hora semanal en los primeros tres cursos de Primaria (1º, 2º y 3º), y ampliará hasta las dos horas por semana en los tres siguientes cursos (4º, 5º y 6º). Asimismo, los colegios perderán la autonomía pedagógica para decidir qué carga lectiva tendría la Religión en el currículum de sus alumnos.

Para explicar estos cambios, el Gobierno andaluz ha argumentado que el Tribunal Supremo ha dado la razón a los obispos andaluces, que impugnaron la orden del anterior Gobierno socialista de reducir las clases de Religión en Primaria, y que el fallo les obligaba a «cubrir ese vacío normativo» de cara al próximo curso.

Sin embargo, esto se trata de una gran mentira. El Supremo no obliga a la Junta a aumentar el horario de Religión, eso es una decisión política, que vira ideológicamente hacia la política educativa que siempre ha defendido el PP, Ciudadanos y Vox, en consonancia con la Iglesia católica.

Aunque también ofrecen otra explicación: un «vacío legal» después de que el Supremo haya ratificado la nulidad de la orden en vigor. Pero esto también es mentira: al suspenderse una orden curricular de rango autonómico, rige la ley básica, es decir, la que establece el Ministerio de Educación. Las competencias educativas están transferidas a las comunidades, pero el Gobierno central conserva las de Ceuta y Melilla. Para ambas ciudades autónomas se estableció un horario de 45 minutos a la semana de Religión.

Asimismo, la Consejería de Educación ha aprobado una reforma del currículum en Primaria, Secundaria y Bachillerato que implica ampliar las horas de asignaturas troncales -Lengua, Matemáticas e Inglés; más Educación Física-, a costa de reducir las materias especializadas o de libre disposición.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

  1. Donna Haraway: «Pensar que la realidad es una cuestión de creencias es herencia de las guerras religiosas»
    no les interesa qe seamops capaces de cer la realidad en sus evidencias sino qe estemos sicotizados y asi no tener conciencia del respeto qe nos deben

Deja un comentario