Enrique López, el consejero madrileño de Justicia, Interior y Víctimas, ha recriminado al Gobierno , en un increíble ejercicio de política egocentrista, que la aplicación del estado de alarma en la Comunidad está dirigida a «proteger al resto de España de Madrid y no a proteger a Madrid».

López ha asegurado que está «decepcionado» con el Gobierno de Pedro Sánchez, aunque ha añadido que hay que dejar las «batallas políticas y volver a la senda del diálogo y la lealtad, por los ciudadanos”. Ha reiterado también que las medidas aplicadas por el Ejecutivo regional «estaban funcionado» y ha insistido en que la ciudad de Madrid es «tan grande y tiene tal diversidad poblacional que no se puede tratar como si fuera un conjunto».

Ni las palabras de los expertos ni las inasumibles cifras de muertos e infectados en la Comunidad, el consejero ha afirmado que el Ejecutivo regional va a pedir cada día que pase la finalización del estado de alarma porque es una medida «difícil de entender» y la considera «un chantaje».

El Gobierno ha decretado este viernes el estado de alarma en la Comunidad de Madrid, después de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJM) aceptara a trámite las cautelares presentadas por el Ejecutivo regional y tumbase las medidas restrictivas acordadas a través de una orden ministerial.