Borrador automático

Apple, una firma que lleva por bandera el derecho a la privacidad de sus clientes, también tiene transcriptores en España que escuchan conversaciones privadas de los usuarios en varios idiomas. La multinacional cuenta con «expertos del lenguaje» encargados de escuchar y transcribir las conversaciones de sus usuarios. Esto se realiza, según las compañías que realizan los trabajos, para el desarrollo de la inteligencia artificial y mejorar el rendimiento del software.

Apenas unas semanas después de que Google reconociera que escucha ciertas conversaciones de sus usuarios para mejorar la calidad de su asistente personal, El País ha contactado con empleados que se encargaron en el pasado de analizar conversaciones privadas y peticiones que se realizan a Siri para conocer cómo funciona este servicio.

La firma estadounidense en su política de privacidad que Apple es transparente a la hora de informar al usuario sobre los datos que recoge sobre un dispositivo en concreto. Sin embargo, a la hora de la verdad, no explica en ningún momento que un grupo de empleados procesen los distintos audios para mejorar el servicio.

A pesar de que los empleados consultados por el País reconocen que la gran mayoría de grabaciones empiezan por el comando que activa Siri, algunos de ellos han reconocido que han llegado a oír conversaciones íntimas después de que el micrófono se activada de forma incorrecta por errores en el sistema: «He llegado a escuchar hasta dos veces a personas teniendo sexo. A veces, comienza la grabación por accidente y no se dan cuenta«.

Una vez más, es complicado saber hasta qué punto nos escuchan nuestros dispositivos. Mientras tanto, Apple recuerda en su página web que «la privacidad es un derecho humano fundamental«: «Todos los productos Apple están diseñados para mantener tu información a salvo: solo tú decides qué compartes y con quién. Hemos demostrado muchas veces que puedes disfrutar sin renunciar a la privacidad ni a la seguridad. De hecho, debe ser siempre así«. Parece ser que no.

 

Deja un comentario