Los medios han encontrado carnaza la mañana del lunes y no han dudado en lanzarse. Los titulares de los principales digitales se han llenado indicando que la nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, plantea la posiblidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución a Murcia ante la desobediencia del Gobierno autonómico, tras la iniciativa impulsada por Vox, y avalada por el PP y Ciudadanos, imponiendo un veto parental que obliga a los centros educativos a pedir autorización a los padres para asistir a actividades complementarias.

Rosell afirmó en tono irónico que si “falla el diálogo político” habría que seguir un “camino similar al de Cataluña con la actuación unilateral para quebrantar el ordenamiento jurídico”, pero fue sacado completamente de contexto y difundido como real sin miramientos.

La propia Victoria Rosell lo explica en Twitter: «fue una comparación pretendiendo que se oyera como el absurdo al que estamos llegando con el veto parental». «Que quienes piden que otras CCAA cumplan sus obligaciones y hacen bandera de ello, incumplen las suyas en materia educativa y con menores. No news», matiza.

«No es verdad, aunque os gustaría para seguir despreciando a las mujeres y al feminismo. Sí te molestarás en oír el audio, la frase empieza “¿se imaginan?” Y termina con una carcajada. Se llama ironía», contesta a la periodista Cristina Seguí, quien no dudó en compartir un titular con esta noticia falsa sin asegurarse de su veracidad.