Rafael Silva Martínez


El poder es ilegítimo hasta que se demuestre lo contrario

Noam Chomsky

El gran sabio y crítico norteamericano Noam Chomsky cumple hoy 90 años. Chomsky, autoconsiderado anarquista, de verbo fácil y gran actividad productiva, no es sólo un sabio respetado en su país, sino en todo el mundo. Su veteranía, su capacidad crítica, su inteligencia y su larga experiencia lo convierten en uno de los pocos genios mundiales vivos que aún tenemos el gusto y el disfrute de poder escuchar y leer. Desde siempre, los Estados Unidos son especialmente el blanco de sus críticas, desde que comenzara en la década de los 60 con su oposición a la Guerra de Vietnam. Catedrático en Lingüística, se arriesgó entonces no sólo a echar por la borda su carrera académica, sino también a acabar en la cárcel. Ha sido la voz de protesta para un buen número de regímenes opresores de todo el mundo, y durante más de medio siglo, uno de los mayores referentes mundiales en la opinión y el análisis crítico. Ha catalogado recientemente al Partido Republicano de EE.UU. como “una de las organizaciones más peligrosas del mundo”, y es pionero en denunciar y difundir la conciencia sobre los grandes problemas que nos acechan como humanidad, tales como el cambio climático y la guerra nuclear.

Retrato de Noam Chomsky. Por Javier F. Ferrero

Su nombre completo es Avram Noam Chomsky, y nace en Filadelfia en 1928. Es lingüista, filósofo, politólogo y activista. Profesor Emérito del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusets), es un referente del anticapitalismo mundial. El propio New York Times lo ha reconocido como “el más importante de los pensadores contemporáneos”. Ha publicado sus estudios y artículos en infinidad de medios internacionales. Es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias, y de la Sociedad Filosófica Estadounidense, entre otras organizaciones científicas y sociales. Durante su ingente vida científica y activista, ha contribuido en su campo científico al avance de numerosas teorías lingüísticas, a los movimientos antiglobalización, a las perspectivas ateístas dentro de la ciencia y la religión, y a la crítica voraz en lo concerniente a la política exterior de su país en el mundo. Chomsky es una fuente agotadora de recursos, un manual vivo de contestación social, una enciclopedia viviente de ciencia y de activismo. Es Doctor Honoris Causa por varias Universidades, y su producción bibliográfica también es numerosa y didáctica. Posee decenas de libros publicados, y también es conocida su faceta como desobediente civil, referida al rechazo durante algunos años a pagar una parte de sus impuestos, o a su connivencia con los jóvenes que se oponían al reclutamiento.

Se cuenta incluso que Noam Chomsky llegó a estar incluido en una especie de lista negra de enemigos del Presidente Richard Nixon. Es un antimilitarista convencido, y en este sentido, representa un modelo inspirador para millones de personas en todo el mundo. Ha publicado tratados sobre Anarquismo, sobre Activismo, sobre Desobediencia Civil, sobre Antineoliberalismo, sobre Oriente Medio, sobre la ofensiva estadounidense contra el “terrorismo global”, sobre el conflicto Israel/Palestina, sobre América Latina, sobre el Poder Global Mundial, sobre Estados Unidos y los Derechos Humanos (destacan aquí sus textos “Hegemonía o Supervivencia”, y “Las intenciones del Tío Sam”), sobre Medios de Comunicación, y ha publicado cientos de entrevistas sobre temáticas numerosas a distintos medios internacionales. Su producción científica y política es, como vemos, vasta y prolífica. Esperamos aún mucho más, dada su lucidez y facultades. Desde esta humilde tribuna, deseamos a Chomsky larga vida para seguir ilustrándonos con sus análisis, juicios y críticas al mundo actual. ¡Felicidades, maestro!

Deja un comentario