A ver si somos capaces de dejar los conceptos claros. Decir que los hombres violan, y que el 99% de los violadores son hombres, no significa que TODOS LOS HOMBRES violen.
Decir que los hombres matan, y que el 95% de los homocidas son hombres, no significa que TODOS LOS HOMBRES maten.
Decir que los hombres acosan sexualmente a las mujeres, y que el 90% de mujeres en Afganistán85% en Francia, 25% menores de 12 añosdel 25 al 75% es acoso sexual en el trabajo según el lugar o que en España se acosa a 1 mujer cada hora y media, no significa que TODOS LOS HOMBRES acosen.
Que 9 de cada 10 víctimas de violación en Europa en 2015 fueron mujeres, no significa que TODOS LOS HOMBRES violen.
Que haya hombres que se casen con niñas, 750 millones matrimonios de niñas en el mundo, que 120 millones de niñas sufran violaciones por personas de su entorno. Que 200 millones de mujeres y niñas sean mutiladas, o que el 50% de las agredidas sean niñas menores de 16 años, no significa que TODOS LOS HOMBRE se casen con menores ni que violen a niñas.
Que 603 millones de mujeres en el mundo vivan en países dónde la violencia de género no es delito, no significa que TODOS LOS HOMBRES, en esos países, cometan violencia machista.
“Enséñales a no violar, en vez de enseñarme a mí a defenderme”.
Que haya países como Francia, Canadá que hacen campañas dirigidas a los hombres #ArrêtonsLe que pone el foco en el agresor, y trabajen en una  nueva Ley contra la violencia sexual y el acoso callejero (mal llamado piropo), como Quebec, con un Plan Gubernamental no significa que TODOS LOS HOMBRES acosen, agredan y violen.
No son TODOS LOS HOMBRES, pero la mayoría de mujeres de una forma u otra han sido acosadas, agredidas, vejadas, o incluso asesinadas por el hecho de ser mujer. Pero no olvidemos, TODOS LOS HOMBRES, de una forma u otra se benefician de un sistema que les privilegia, queriendo o sin querer. El patriarcado.
Berlín este año en navidad creó una “zona segura” con protección policial para mujeres en Nochevieja con el fin de evitar agresiones sexuales como las de Colonia. No se trató de un lugar exclusivo para mujeres, sino que en ese área delimitada, se prestaba atención policial, psicológica y médica a las mujeres. Un lugar dónde presentar denuncia, o pedir ayuda inmediata durante la fiesta. Además Alemania también ha reforzado sus leyes, la nueva ley de Alemania aprobada por unanimidad, prevé hasta dos años de cárcel en caso de “tocamientos” y hasta cinco para quien use algún medio que anule la voluntad de la víctima con el fin de que los hombres dejen de considerar “normal” este tipo de actos, eso no significa que TODOS LOS HOMBRES hagan tocamientos o usen burundanga.
Durante la celebración de la víspera de Año Nuevo en Bangalore, India, el año pasado, hubo evidencias de agresión sexual generalizada,  muchas mujeres denunciaron que habían sido asaltadas por hombres en la multitud. Exactamente igual que sucedió en Alemania. O los festivales de Suecia, o los San Fermines… A consecuencia de la condena generalizada por los ataques, muchos hombres se sintieron (y sienten) “ofendidos” por la generalización, y en la necesidad de defenderse, incluso con el hashtag #NotAllMen. Un usuario de Facebook en India respondió a todos los ofendidos con esta original carta que he adaptado y traducido, y que puede resultar muy pedagógica a modo de reflexión:
“Querido #NotAllMen
Os comprendo, yo soy uno de vosotros. Sí, se siente uno fatal con las generalizaciones, al ser culpado por las malas acciones de otras personas, cuando lo único que tenemos en común con ellos es el género.
Pero vamos a dar a nuestro grito de guerra #NotAllMen otra introspección.
¿Alguna vez has violado o intentado violar a alguien? ¿Alguna vez has forzado sexualmente a alguien?
¿Sí? Entonces, obviamente, no te afecta #NotAllMen.
¿Alguna vez has manoseado a alguien en una multitud? ¿O incluso te rozaste intencionalmente para sentir el cuerpo de alguien? ¿Sí? Tampoco calificas para #NotAllMen.
¿Alguna vez has presenciado algún acto de violencia sexual o machista contra alguien y no has hecho nada al respecto? Podría ser agresión, violación, abuso sexual o simple acoso.
¿Sí? Luego, amablemente, sal del círculo sagrado del #NotAllMen.
¿Seguro hasta el momento? ¿Compruebas que todo lo que has respondido es ‘no’? Bien, bien por ti entonces. Eres un tipo decente.
Vamos a profundizar un poco más, ¿De acuerdo?
¿Alguna vez has tenido una amiga que comparta contigo un oscuro secreto de su pasado y te ha contado que fue o es maltratada o algo peor? ¿Entonces, actuaste como un oyente comprensivo? ¿Simplemente la consolaste y nunca la animaste a hablar con su familia o denunciarlo? ¿No hiciste nada? ¿Sí? Lo siento pero no te ampara el #NotAllMen.
¿Eres padre y nunca enseñaste educación sexual a tus hijos o hijas porque era incómodo? ¿O eres el padre de un chico con el que nunca has hablado de este tipo de noticias con el fin de que sepa que esos actos son inaceptables y que nunca se debe cometer bajo ninguna circunstancia?
¿Sí? Entonces, sal amablemente de ese círculo #NotAllMen
Continuamos:
¿Alguna vez te has quedado mirando de una chica al azar en un lugar público? No, no me refiero a ‘echar un vistazo’. Todos hacemos eso. Personas de todos los géneros hacen eso, mirar a alguien es natural. A lo que me refiero es a mirar a alguien con ojos hambrientos, comiéndotela con la mirada, especialmente centrándote en sus partes sexuales, haciéndola sentir incómoda? ¿Lo has hecho?
¿Sí? Entonces sabes lo que voy a decir. No eres un #NotAllMen
¿Alguna vez has acosado a alguna chica que no conoces en la calle? No me refiero a un piropo a una amiga, sino importunar a una mujer en la calle con tu opinión sin que te la haya pedido. ¿Sí? Me temo que entonces no te aplica el #NotAllMen
¿Has estado con algún amigo que ha importunado a una chica y no le has dicho nada? ¿No le has llamado la atención? ¿Sí? Tú también, amablemente únete al amigo que acaba de salir de la puerta #NotAllMen.
¿Alguna vez te has aprovechado de que una amiga, o novia, o mujer, haya bebido en exceso para mantener relaciones con ella? ¿Sí? Creo que ya conoces la respuesta entonces.
¿Alguna vez le dices a las mujeres lo que deben hacer o pensar? ¿Les explicas cosas? ¿Sí? Pues ya sabes… no puedes usar el #NotAllMen
¿Alguna vez has juzgado si una chica es fácil por su ropa o porque ha salido con varios chicos, o porque estaba bebiendo demasiado?
¿Sí? Lo siento, pero tú también. Amablemente sal.
¿Alguna vez has justificado un delito sexual, acoso, con eso de, “No tenía que haberse vestido así, qué hacía en la calle a esas horas, ella se lo ha buscado, iba provocando, no denuncia porque no quiere, cuando dice no, quiere decir sí, es una puta…” ¿Sí? Coge el camino del anterior.
¿Alguna vez has intercambiado en tu grupo de WhatsApp, alguna imagen de una mujer conocida o no y has participado en los comentarios? ¿Sí? ¿No lo has parado? (y te han llamado cortarrollo) ¿Sí? Bueno, me temo que… sabes dónde está la puerta.
¿Normalmente mantienes los privilegios que tienes por ser hombre? ¿Sí? Vaya, tampoco te aplica el #NotAllMen.
¿Sigues dentro de ese círculo?
¿SI?!
¡Wow!
¿Eres Steve Rogers?
¿No? Bueno, eso es increíble. Adelante, te has ganado el pin #NotAllMen. Te lo mereces, amigo.
P.D.: Yo mismo salí de ese círculo en algún momento durante el filtrado.”

GuardarGuardar

Deja un comentario