En los últimos años de gobierno de Felipe González, con el partido noqueado por la corrupción, la crisis y los GAL, Izquierda Unida subía en las encuestas. El partido liderado por el histórico Julio Anguita desarrolló una dura política de oposición y desgaste al PSOE y al gobierno que lideraba.

Durante este duro enfrentamiento se llegó a hablar de pinza o colaboración entre los comunistas y los conservadores del Partido Popular pese a que la mayoría de acuerdos legislativos eran acordados entre PP y PSOE.

Imagen

Como anécdota, el usuario de Twitter Paco Oliva ha subido a la red social estas dos fotos con el comentario «En la cafetería del Congreso, por respeto a las conversaciones entre líderes, nunca se publican fotos hablando allí. Sólo hay 2 excepciones históricas, y en puertas de elecciones…»

Imagen

Imagen

Esto produjo serias críticas en el seno de la coalición izquierdista por parte de los sectores agrupados en la denominada corriente Nueva Izquierda, proclive al acercamiento con el PSOE.

El distanciamiento entre esta corriente y la estrategia seguida por Anguita, que coincidía con la del resto de la formación, derivó en un enfrentamiento cada vez más directo. En 1996, el Partido Popular ganó las elecciones generales y en junio de 1997 los tres diputados de IU que pertenecían a Nueva Izquierda se desmarcan del resto del grupo parlamentario y se niegan a rechazar la reforma laboral que creaba el contrato de fomento del empleo indefinido, con despido más barato que el ordinario.

​La Ejecutiva de IU expulsó a los miembros de Nueva Izquierda de la dirección​ y sus integrantes decidieron continuar en el Congreso como Partido Democrático de la Nueva Izquierda, esta vez en solitario, a pesar de no haber sido elegidos como diputados bajo esas siglas.

En 1999, el PDNI sellaba un acuerdo electoral con los socialistas para concurrir conjuntamente a las elecciones: este acuerdo permitió la elección de tres diputados en el Congreso, una veintena en los Parlamentos autonómicos y dos en la Eurocámara, así como cerca de trescientos concejales del PDNI en las listas socialistas.

En octubre de 2000, el Consejo Político del PDNI culminaba su acercamiento al PSOE con la decisión de integrarse orgánicamente en las estructuras del Partido Socialista Obrero Español. Esta decisión fue ratificada en el II Congreso Federal de la joven organización, en marzo de 2001, con el 65% de los votos.

Su secretario general era el ex-portavoz del Grupo Parlamentario Socialista Diego López Garrido y su Presidenta la ex-diputada por IU y ex-candidata del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid Cristina Almeida. También pertenecieron a éste Ysabel Torralbo, Ricardo Peralta, o Mercedes Gallizo.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

  1. como si IU , Podemos y UP etc no estuvieran diospuestos a pactar…el

    problema no es pactar o no , sino que pactos se den,

    esta corriente dentro de Iu son como la d errejon en Podemos , topos del psoe pa qe nada cambie,

Deja un comentario