Compartir este artículo

Una nueva masacre sobre el pueblo Palestino, perpetrado por el estado sionista y racista de Israel. Todo ello con el beneplácito de los países de la UE y la ONU y con el incondicional apoyo de EEUU.

Este nuevo ataque fue debido a una manifestación de palestinos en contra de una decisión de la corte del Supremo Israelí en el que desalojarían a palestinos de Sheij Yarrah, lo que desencadenó en una gran carga por parte de la Policía Israelí.

No contentos con ello, días después atacaron una mezquita.

Continuaron con bombardeos de los que actualmente se cifra en aproximadamente 192 palestinos muertos, de los cuales 58 son menores de edad.

Israel justifica dichos bombardeos, indicando que atacan a miembros de Hamas. La realidad es muy distinta, atacan civiles, colegios, hospitales y edificios de medios de comunicación, para que el mundo no pueda ver sus actos genocidas.

Una vez más vemos como las potencias internacionales miran hacia otro lado, dada la posición estratégica que en medio Oriente tiene Israel.

Desde que comenzó el Nabka (1948) Israel ha ido ocupando las tierras Palestinas masacrando a todo un pueblo, realizando un exterminio muy similar al que se realizó en la Segunda Guerra Mundial.

Los ataques realizados por Israel no son descuidados, atacan avenidas principales para que no puedan circular los equipos de emergencia, al igual que la red de alcantarillado y alumbrado.

No les sirve solo con tenerles restringidos el uso de la luz (solo tienen luz 2 horas al día), tampoco les vale con cortarles los suministros médicos (el gobierno egipcio cómplice del estado israelí asesino, cierra los túneles para que no se pueda permitir el libre movimiento palestino y tampoco la circulación de todo tipo de suministros).

No les sirve con apresar y asesinar niñ@s indiscriminadamente faltando a todo tipo de derechos humanos.

No les sirve con no darles acceso a la vida, la vacuna contra la Covid-19 solo se está suministrando a la población israelí, mientras el mundo y medios de comunicación alaban el gran trabajo que está haciendo Israel con la vacunación entre su población, sin mencionar que están dejando a un lado al pueblo Palestino, dejándoles morir y sin casi ninguna posibilidad de sobrevivir.

Los colonos israelíes tienen completa libertad para matar palestinos y expropiarles sus tierras y sus casas, es más, Israel hace un llamamiento a los israelíes del mundo, para que vayan a la “tierra prometida” y les garantizan un hogar y tierras, y éstas son concedidas con el exterminio del pueblo palestino para así entregarles su hogar.

Exigimos a los gobiernos que se le realice un apartheid al Estado asesino de Israel

Exigimos la expulsión inmediata de todas las embajadas israelíes en el mundo

Exigimos que sean juzgados todos los responsables políticos que están permitiendo este exterminio del pueblo palestino

Exigimos el derecho al retorno de l@s palestin@s, y la devolución inmediata de sus tierras

Queremos un único estado, el Palestino, de río a Mar

 

Compartir este artículo

Corriente Roja

DEJA UNA RESPUESTA