Iria Bouzas

Esta sección es para aquellos que quieren conocer historias que les hagan recordar que el mundo sigue estando lleno de gente buena.

En Contrainformación estamos de estreno con una nueva sección. A este nuevo hijo periodístico al que hemos dado a luz le hemos llamado: “Revolución Positiva”

El estreno de esta sección nos hace muy felices y precisamente de sentimientos muy próximos a la felicidad va el asunto. Felicidad, alegría, solidaridad, empatía, paz, esperanza, orgullo, inspiración, amor y todas aquellas emociones positivas que nos convierten a los seres humanos en únicos e irrepetibles.

En los últimos tiempos parece que vivimos todos enfadados, y seguramente tengamos motivos para ello. La cuesta que recorremos cada día y a la que solemos llamar vida, parece empeñada en irse empinando en un ángulo cada vez más difícil y, por si esto fuera poco, la mochila que cada uno llevamos a nuestra espalda, parece tener un fondo mágico que nunca se llena y donde siempre caben más y más problemas, hasta que termina por tener un peso que resulta casi insoportable.

Vivimos enfadados y vivimos cansados. Si abrimos un periódico, si hacemos click en los medios digitales o si encendemos el televisor, nos encontramos uno tras otro aún más motivos para que nuestro enfado vaya haciéndose mayor,  lo que termina por hacernos pasar directamente del cansancio al agotamiento.

Habrá quien justifique el catastrofismo que nos rodea en una frase que resulta demoledora: “La realidad es así”

En este medio no dudamos de que la realidad esté llena de noticias terribles, de hecho pueden darse una vuelta por la web y verán que nosotros mismos nos vemos obligados a informar sobre el abuso, la injusticia o el horror que conviven con nosotros.

Lo que nos hemos cuestionado en este caso no es si “la realidad es así”, lo que nos hemos preguntado es: “¿es así toda la realidad?

La realidad está llena de historias horribles. Estamos rodeados de abuso e injusticia pero también estamos rodeados de amor, solidaridad, lucha y humanidad. Y es eso lo que nos hemos propuesto transmitir desde esta nueva sección.

Queremos contar historias. Historias maravillosas y mágicas, que son tan reales como toda la desgracia que vemos a diario pero que, por algún motivo, la mayoría de medios no consideran que sean dignas de ser contadas.

Esta sección será para aquellos que ven tanta o más grandeza en la bolsa llena de comida que unos vecinos le llevan a otros cuando lo necesitan, que en cualquier discusión de las que se dan en el Congreso.

Esta sección será para esas personas que quieren conocer historias. Historias de pueblos. Historias de abuelos o de niños. Historias de gente humilde o no tan humilde. Historias de amantes de los animales. Historias con diferentes protagonistas y argumentos pero todas con una conexión en común, que transmitan algo positivo a los lectores.

Esta sección es para aquellos que quieren conocer historias que les hagan recordar que, aunque no esté de moda decirlo, el mundo sigue estando lleno de gente buena. Queremos contar las historias que nosotros mismos queremos leer. Queremos que este sea el sitio donde puedan ustedes venir a refugiarse cuando su alma les pida un descanso del daño que tanto sufrimiento les provoca.

Pero esto ni queremos ni podemos hacerlo solos. Este sitio es para que cualquier lector que quiera quiera contar una historia o una reflexión se transforme en escritor, con la única condición de que sus palabras estén llenas de corazón y energía positiva.

Si quiere publicar algo que crea que nos puede servir a todos de tirita para las heridas del alma, no dude en escribirnos a info@contrainformacion.es

Quizás parezca que no es muy importante el regalarle a otros unos minutos de lectura amable y llena de cosas positivas pero quizás sea esa la chispa que encienda un incendio mucho más grande lleno de bondad y alegría.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario