Esta nueva generación de personas  que  lleva ya algunos años accediendo a la jubilación, y los que dentro de poco tiempo se incorporaran a ella, es una generación que está llegando en mejores condiciones físicas, y más preparada intelectualmente que ninguna generación anterior, a ella están accediendo, profesoras, ingenieros, conductoras, políticos, personal de servicios, abogadas, médicos, informáticos, periodistas,  etc.., y hay que tener en cuentan que este nuevo colectivo, es el mismo que participaba en huelgas en las empresas en los años 70 y 80,  que consiguió muchos de los actuales derechos tantos laborales como sociales y  estamos acostumbrados a pelear por lo que consideramos injusto, no es nada nuevo para nosotros.

Esta misma generación es la que a mediados del 2016 participó en el nacimiento de muchas plataformas y movimientos pensionistas, para defender lo que en ese  momento de sus vidas tocaba, y no era más que defender un  sistema público de pensiones, una sanidad pública y de calidad y una educación gratis y universal tanto para nosotros,  como para nuestros  hijos y nietos.

A esta nueva generación de pensionistas se están incorporando cada vez más mujeres y cada vez más formadas y luchadoras que tiene muy claro cuáles son sus derechos y que trabajando codo con  codo entre todos buscamos esa unidad de acción, muestra de ello es la lucha por la eliminación de la brecha de género, sanidad, pensiones públicas, educación, etc…

Esta generación, sabe utilizar las nuevas tecnologías, maneja las redes sociales y sabemos  llegar a la gente para transmitirles la información necesaria,  además sabemos organizarnos, muestra de ellos es la genial iniciativa del Movimiento Andaluz en Defensa de las Pensiones Públicas  (MADPP), que ha conseguido agrupar para una unidad de acción nacional, a las principales plataformas y movimientos de pensionistas del país, y ya  están dando sus frutos esta incipiente unidad de acción,  con acciones coordinadas  en todo el territorio español, en el tiempo y con mensajes comunes.

Esta generación sabe a qué puertas debe llamar, sabe insistir y persistir hasta conseguir lo que se desea, y sabemos movernos por las instituciones, prueba de ello es la extraordinaria labor que ha realizado el colectivo  de jubilados anticipados con más de 40 años cotizados, que ha conseguido aprobar en 14 parlamentos autonómicos su reivindicación mediantes proposiciones no de ley, y aprobar en 9 diputaciones y más de 40 ayuntamientos mociones en esta línea, y estar día si y día no en los medios digitales. O la asociación VIDA, Viudas con voz, que reivindican la igualdad de trato  en la pensiones de viudedad en las parejas de hecho, prueba de ello es la gran campaña en redes sociales de mensajes desarrollada solicitando  al Sr. Ministro José Luis Escrivá  que las reciba, nuevo ejemplo de saber usar las redes sociales para conseguir su objetivo, y los más de cien reconocimientos conseguidos en mociones en ayuntamientos españoles, esta asociación ha llegado a presentar su reivindicación a través de su presidenta Silvia Oñate en la comisión de peticiones del Parlamento Europeo.

Pensiones

Este es el perfil del nuevo pensionista, más preparado, más informado, más luchador, y con más tiempo y salud para llevar a  cabo sus reivindicaciones acciones, y esto tanto el gobierno  anterior como el actual y el que pueda venir lo saben, y son conscientes de la evolución del movimiento pensionista y el peso de sus votos en las elecciones.

Si señores políticos, la versión 2.0 del pensionista ya está aquí entre todos nosotros, y desde ya os informamos que el 2021 será un año lleno de acciones de este colectivo, y si no hay la respuesta esperada en las urnas nos veremos.


Manuel Barrera Piñero. Pensionista y miembro de la Plataforma Sevillana en Defensa de las Pensiones Públicas y portavoz ASJUBI40 Andalucía, Extremadura y Canarias

DEJA UNA RESPUESTA