El expresidente estadounidense Barack Obama ha asegurado hoy que la Adminsitración de su sucesor, Donald Trump, está más preocupada en «suprimir el voto que en suprimir el virus» de la pandemia que asola los Estados Unidos.

El ex presidente defendió desde su cuenta oficial de Twitter el papel de Servicio Postal, utilizado para usar el voto por correo, del que dependerán un gran número de estadounidenses para los comicios del 3 de noviembre por temor a la pandemia. Trump ha atacado este servicio en varias ocasiones y este jueves dijo que no iba a proveer los fondos adicionales para facilitar el voto, asegurando que es una técnica de votación fraudulenta.

«Todo el mundo depende del USPS (Servicio Postal de Estados Unidos). Los mayores para su seguridad social; los veteranos para las medicinas; los pequeños negocios que quieren mantener las puertas abiertas. No pueden ser un daño colateral de una Administración más preocupada por suprimir el voto que por suprimir el virus», ha señalado Obama en el tuit.

«Quieren 3.500 millones de dólares para algo que se ha demostrado que es fraudulento, que será básicamente dinero electoral. Quieren 3.500 millones de dólares para el voto por correo. Voto por correo universal», señaló Trump en rueda de prensa, pese a que él mismo solicitó esta semana votar por esa vía a distancia.

Por su parte, el Servicio Postal ha advertido que votantes en 46 de los 50 estados del país podrían no poder ejercer su derecho al voto por correo debido a retrasos en el procesamiento de las papeletas. Señalan desde el servicio que no podrán garantizar la llegada a tiempo de los votos pese a que los ciudadanos sigan las instrucciones, debido al esperado aumento de la demanda de este tipo de votación y por la falta de presupuesto.

Unos 180 millones de estadounidenses tienen la capacidad de votar por correo en estos comicios, pero dependen de los fondos que Trump se niega a aportar.