El diputado Antón Sánchez considera que lo que ocurre con la construcción de ambos proyectos de Enel Green Power España / Endesa «es un abuso más sobre el rural gallego de una coalición de intereses entre una multinacional y la Xunta de Galicia».

Obras de los parques eólicos de Endesa en Paradela / Grupo Parlamentario de En Marea

Sánchez, viceportavoz del Grupo Parlamentario de En Marea y portavoz nacional de Anova, ha denunciado esta semana en un comunicado la utilización interesada de la declaración de utilidad pública para favorecer a la empresa permitiendo que una multinacional italiana «se haga de oro» a cuenta de los recursos de Galicia «dejando para la zona los impactos y las migajas económicas».

El diputado Antón Sánchez visitó recientemente a la población afectada por la instalación de los parques eólicos Paradela y Serra das Penas / Grupo Parlamentario de En Marea

Por este motivo, ha presentado esta semana una Proposición no de Ley (PNL) junto con los diputados Marcos Cal y Julia Torregrosa -también integrados en el Grupo Parlamentario de En Marea y pertenecientes a Podemos Galicia- para su debate en en el Pleno de la Cámara gallega.

El documento, al que ha podido acceder contrainformacion.es, señala que la realidad es que «una vez más» se está fragmentando artificialmente en dos proyectos lo que debería ser un único parque eólico, «con el fin de que sea la Xunta de Galicia y no el Estado el que tramite el parque», además de «no estudiar los efectos sinérgicos acumulados a nivel paisajístico y ambiental».

El texto de la PNL señala que «como ya es norma en el modelo desenvuelto por la Xunta de Galicia» estos proyectos «tienen poca consideración con los impactos que tendrá a nivel ambiental, patrimonial y social» y supondrán «una gran afección sobre el Camino de Santiago a su paso por el Ayuntamiento de Paradela por su gran afección paisajística». Además, considera que la ubicación de los aerogeneradores «afectará negativamente» a la vida de las personas por la proximidad de los aerogeneradores -de más de 140 metros de altura- a las viviendas más próximas.

De igual manera, el texto indica que estos proyectos puede afectar a dos especies en situación vulnerable que están presentes en el área de instalación, como son el aguilucho cenizo (Cirus pygargus) y el aguilucho pálido (Circus cyaneus).

Por último, el documento presentado hace referencia a la sinrazón de que el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo defienda que la Ribeira Sacra sea declarada Patrimonio de la Humanidad mientras autoriza proyectos «que perjudican claramente a su candidatura».

Por todos estos motivos, la propuesta solicita que el Parlamento gallego inste a la Xunta de Galicia «a que tome las decisiones pertinentes, de manera urgente, para paralizar las obras de construcción de los parques eólicos Serra das Penas y Paradela y para impedir su instalación definitiva», consiguiendo que la zona vuelva a la situación anterior al inicio de las obras llevadas a cabo por Endesa y su filial Enel Green Energy España.

APUESTA POR UN NUEVO MODELO EÓLICO

Para el diputado Antón Sánchez, lo que está pasando en Paradela y en muchos otros puntos del territorio gallego recuerdan que «cambiar el modelo de desarrollo eólico hacia unos criterios más sostenibles, respetuosos con el territorio y más democráticos» es una necesidad «para que la gente del rural sea el objetivo prioritario y no las multinacionales».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario