Oltra, que ha comparecido en rueda de prensa en la sede del Palau dels Valeriola, sede de su departamento, una hora después del anuncio del adelanto de elecciones y a continuación de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ofreciera la suya, ha insistido en que la última vez que habló con el jefe del Consell sobre esta cuestión fue el 15 de febrero, coincidiendo con la convocatoria de elecciones generales por parte de Pedro Sánchez, y ambos acordaron un «mensaje común» de que no había «razones políticas para avanzar las elecciones autonómicas».

«Yo soy una persona leal y entiendo que si del 15 de febrero al 1 de marzo no ha habido un cambio, la opinión se mantiene intacta», ha dicho en referencia a sus recientes declaraciones como portavoz del Consell en las que aseguró que no había razones políticas para el adelanto.

Además, ha resaltado que el «mensaje de la singularización de la identidad valenciana en las elecciones no es compatible» con convocar unos comicios autonómicos al mismo tiempo que las generales así como que el discurso «se valencianiza en la medida que va unido a las elecciones municipales».

((Habrá ampliación))