La vicepresidenta de Òmnium Cultural, Marina Llansana, ha acusado este sábado al Estado de «criminalizar la libertad de expresión», con el juicio del ‘procés’ y la prohibición a TV3 de hablar de «presos políticos».

Así lo ha denunciado antes de participar en una de las acciones convocadas por Òmnium para pegar más de 20.000 carteles en Cataluña contra el «juicio a la democracia» en el Tribunal Supremo.

«Mientras la ultraderecha goza de toda impunidad para hacer discursos antidemocráticos en las calles de Barcelona, a nosotros se nos censura por ejercer los derechos más básicos», ha protestado Llansana, según un comunicado de Òmnium.

Para Llansana, «lo más triste de todo es que el Gobierno del PSOE se sienta al lado de la extrema derecha más radical en el juicio a la democracia en el Tribunal Supremo», en alusión a la Abogacía del Estado y los representantes de Vox que ejercen de acusación.