imagen.aspx?-P-2fL4Jfo8HOMjf6p3WzQ1LE393

Una comerciante en su puesto de frutas y verduras de un mercado tradicional en Yakarta, Indonesia, EFE/EPA/ADI WEDA

Unos 600 millones de personas enferman en el mundo cada año debido al consumo de alimentos contaminados, y 420.000 fallecen por esta causa, unas muertes que pueden evitarse con el esfuerzo de todos, recordó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Día de la Seguridad Alimentaria.

«Tenemos una responsabilidad colectiva para asegurar una alimentación sana y nutritiva», destacó en un mensaje para conmemorar la jornada el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien subrayó que los niños son los más vulnerables ante este problema.

El Mercurio Digital

DEJA UNA RESPUESTA