EFE

Oncólogos, pediatras y pacientes han pedido hoy equidad, más recursos, más investigación, más ensayos clínicos y mejor acceso a los medicamentos contra el cáncer infantil, y han valorado el dato de supervivencia, casi el 80 por ciento, pero han coincidido en que es mejorable.

Estas reivindicaciones se han planteado en la jornada «El cáncer infantil en España», organizada por la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa), en la que han intervenido representantes de oncología y oncohematología infantil, oncología radioterápica, pediatras, enfermería, farmacia y pacientes.

El cáncer infantil tiene en España una supervivencia del 79 por ciento, y hay entre 1.100 y 1.200 casos anuales. Los tipos de cánceres más prevalentes en infancia y adolescencia son leucemias, una tercera parte; tumores del sistema nervioso central y linfomas.

«Cada día un niño o adolescente muere por cáncer en España», ha señalado el presidente de Fuinsa, el doctor Alfonso Moreno, en la inauguración de esta jornada, que ha contado con la colaboración de EUSAPharma.

El catedrático y jefe de Servicio de Oncohematología del Hospital infantil Niño Jesús, Luis Madero, ha explicado que el cáncer en el niño se produce durante su etapa de desarrollo, y en el adulto durante la fase de envejecimiento.

Aunque los datos de supervivencia en España se consideran altos, en países de nuestro entorno como Inglaterra o Francia se sitúan en el 90 por ciento, y en leucemia, países como Portugal, Alemania, Estados Unidos y Australia también superan a España, que está en cifras de supervivencia similares a Noruega, Japón o Italia.

La presidenta de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas (SEHOP), Ana Fernández-Teijeiro, ha defendido articular una red entre hospitales para que «todos los niños, vivan donde vivan, tengan acceso al mejor diagnóstico y la misma oportunidad de curación; hay que funcionar en red y dejar aparte las fronteras de las CCAA».

Esta especialista, jefa de sección de Onco-Hematología Pediátrica del hospital Virgen Macarena de Sevilla, ha afirmado que hay «asimetría y no tenemos equidad para atender el cáncer infantil».

Junto a otros ponentes, ha apostado por más inversión en investigación, mejor acceso a los fármacos y superar la dispersión actual de los tratamientos que se dan en las 42 unidades especializadas en oncología pediátrica.

La coordinadora de sanidad de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, Carmen Menéndez, ha acentuado: «Todos los niños tienen que tener las mismas oportunidades de tratamiento y curación» y ha enfatizado que «cuando un niño enferma de cáncer toda la familia enferma con él».

El jefe de Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica del hospital La Paz, Antonio Pérez-Martínez, ha argumentado la necesidad de impulsar la investigación en cáncer infantil y ha enumerado los retos contra esta enfermedad: ensayos clínicos, medicina de precisión y conocer la biología de los tumores, entre otros.

La jefa de la Unidad de Oncohematología Pediátrica del hospital La Fe de Valencia, Adela Cañete, ha instado a los políticos para que pongan voluntad en la lucha contra esta patología, con más recursos y herramientas.

La visión del trato humano que necesitan los niños con cáncer y sus familias la ha aportado Francisca Muñoz, enfermera especializada en Oncohematología Pediátrica y psicooncóloga del hospital Materno-Infantil de Málaga, quien ha puesto el acento en los aspectos emocionales de la atención, el cuidado y el acompañamiento ante estas situaciones.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario