La Guardia Civil y el Arma de Carabinieri de Italia han desarticulado a una de las más importantes organizaciones criminales dedicada al tráfico de drogas a nivel internacional asentadas en la Costa del Sol y en el Campo de Gibraltar, la llamada Operación ‘Maverick II’.

La operación se ha saldado con la detención de 14 personas y otras siete investigadas de distintas nacionalidades, como italiana, británica, española, dominicana y rumana, algunas de ellas huidas de la justicia de sus países de origen, como es el caso de Italia y Gran Bretaña.

Según informó este martes la Guardia Civil, los miembros de esta organización eran los encargados de conseguir y transportar el hachís que finalmente era vendido y consumido en las calles de Roma.

El clan contaba con la colaboración de un grupo de ciudadanos británicos asentados en el Campo de Gibraltar para la adquisición de la droga en España, si bien gran parte de la mercancía con la que traficaban era conseguida mediante ‘vuelcos’: robo de partidas de droga a otras organizaciones criminales. Solo en el año 2018 los miembros de esta organización participaron en el secuestro de dos ciudadanos italianos y el intento de secuestro de otro narcotraficante de nacionalidad española.

Un grupo criminal que comienza su fin

Este peligroso grupo criminal fue desarticulado en varias ciudades italianas el pasado mes de octubre, cuando el cuerpo de Carabinieri de Ostia (Roma) materializó la operación Maverick, deteniendo a 42 personas y requisando bienes por valor de más de 2 millones de euros, siendo considerado el grupo criminal más activo y estructurado de la zona.

A lo largo de la investigación se ha intervenido más de media tonelada hachís en diversas aprehensiones realizadas en España, Italia y Francia, así como seis turismos y una autocaravana utilizados para el transporte de las sustancias estupefacientes.

Se han practicado tres registros domiciliaros en distintas localidades de la Costa del Sol, donde se encontraban residiendo los miembros de la organización delictiva investigada, interviniendo dinero en efectivo y varias cantidades de hachís y marihuana ocultaban en sus domicilios.

DEJA UNA RESPUESTA