La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, acompañada de efectivos policiales de Argentina y España, presentó este viernes en Buenos Aires los resultados de la «Operación Transatlántico», un operativo conjunto entre ambos países que permitió la detención de 35 fugitivos.

Según detalló la ministra, el objetivo de esta operación eran ciudadanos argentinos buscados por la ley que se fugaron a España y viceversa, ya que se trata de dos sociedades que presentan muchas «similitudes» y que permiten a los prófugos «mezclarse».

«Son dos sociedades con similitudes y que encuentran en ese lugar una posibilidad de mezclarse y de encontrar una disimulación de ese carácter de persona fugitiva. A partir de ahí se construyó un equipo de trabajo conjunto», afirmó la titular de Seguridad en la rueda de prensa ofrecida en la sede la Interpol en la capital argentina.

De las 35 detenciones realizadas, 19 tuvieron lugar en territorio argentino y 16 en el país europeo.

Este operativo nació tras una formación conjunta para la «búsqueda de fugitivos y de hacer mas rápidas las extradiciones» a través de una serie de cursos impartidos en Buenos Aires en los que participaron agentes de los dos países.

«A partir de ahí se planteó que los cursos debían avanzar a una operación que transcendiese aprendizaje para llevarlo a cabo a la práctica en una operación conjunta de búsqueda de prófugos», añadió Bullrich.

A la capital argentina se desplazaron miembros de la Policía española para participar de la presentación, entre los que se encontraba el jefe de la Brigada de Crimen Organizado, Marcos Frías, quien afirmó que la mayoría de detenidos había incurrido en delitos vinculados al «crimen organizado, especialmente al tráfico de sustancias estupefacientes».

«Se ha creado una inercia policial de trabajo conjunto que no va a cesar hasta que no haya criminales que estén entre un país y otro país», concluyó Frías en la presentación de esta primera fase de la «Operación Transatlántico».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario