Joan Jordi Abentín

Ibex 35, TTIP, contrato único, M. Rajoy y el apoyo a los gobiernos de la corrupción. Lamentable… y me gustaría decir una frase que hace tiempo tengo en la cabeza: “¡OJALÁ SOLO FUERA ESO!”

No me gustan nada las opiniones destructivas ya que es ponerse al nivel de estos personajes, pero tanta mentira, tanto populismo y tanta demagogia me deja sin argumentos benévolos. Ya no es por las falsedades múltiples y sistemáticas, sino simplemente por la empatía que tendremos por la gente que les vota, cuando éstos sean despedidos por el contrato único impuesto por el señor Rivera y la señora Arrimadas. Por empatía a esos “ciudadanos”, que donde vivo (Tarragona) son el 34,95%, es decir unas 25.000 personas, y en Cataluña 1.100.000; y por lo visto en un sondeo publicado en los últimos días, un 27% en toda España y primera fuerza. Así pues ¿qué hacemos? ¿Seguir diciendo palabras ya casi vacías para el pueblo como: “¡Apoyáis la corrupción!”, o como eso de “¡Sois de derechas!”, mientras seguimos haciendo discursos tranquilos de propositivismo para intentar creernos nosotros mismos lo que queremos? ¿Y que sólo nos hagamos ver en las calles y ciudades en actos grandes o en mítines una vez al año? ¿O nos enfrentamos de verdad a ellos? Explicar, escuchar y debatir. Recuperar esa esencia de siempre de la izquierda de escuchar al pueblo, y ser todos una piña para solucionar nuestros problemas unidos y combativos.

Sólo hace falta explicar o simplemente describir, por ejemplo, el contrato único. Un empresario, puede que lo defienda y le iría muy bien… ¿Pero una persona del montón? ¿Un o una dependiente de ropa? ¿Un o una chef? ¿Un o una maestra? Si les explicamos a todos ellos que implica esta parte del programa electoral naranja se les quitan las ganas de golpe de votar a C’s. También podemos contar a todos esos humildes que estuvieron afectados por las políticas del Partido Popular y que no les gusta nada dicho partido. ¿Cómo se quedaría la cara de esa gente si supiera que Ciudadanos ha votado y facilitado los presupuestos azules en La Rioja, en Murcia, en Castilla la Mancha, en la Comunidad de Madrid y para acabar de rematarlo los Presupuestos Generales (por no hablar de los municipios..)? ¿Por qué no le contamos eso a la gente? ¿Por qué no le decimos, casa por casa si hace falta, que las políticas que nos han afectado tanto del PP son las mismas que las que hace C’s?

Y la verdad, no criticamos el tándem Arrimadas&Rivera por gusto, ¡lo hacemos por el bien común! Y hasta podemos explicar algunas anécdotas divertidas. Por ejemplo, en Europa dicen estar muuuuy (así tal cual, con tantas úes) en contra de la violencia animal. Vienen a España y votan también en contra. Pero no lo hacen en contra de ella, sino votan en contra de quitarla y prohibirla. Es que ni el humor inglés es tan irónico (Parlament, 28 de Julio de 2010: votación para abolir la tauromaquia; vota en contra).

Pero tengo una de mejor: ¡El socialismo es TOTALITARIO, y eso es malo! (¿Os suena el discurso?) ¡MADURO es un TIRANO dictador! (Ahora seguro que ya sabéis a que me refiero). ¡VENEZUELA! (Sí, efectivamente, el discurso de hablar de Venezuela). Cuando le dijeron esto a Melénchon en Francia dijo algo como: “Sí, también vendrá Stalin, los tanques soviéticos y nuestro camarada Kim”. Me gustó la ironía, perfecta, y además deja por el suelo a todos los que les encanta de democracia. En cambio aquí en España, más que entrar en debate sobre la realidad del país (dejemos eso a los venezolanos y venezolanas), podemos hacer algo mucho mejor. Seguramente estaremos de acuerdo en que el totalitarismo es malo. ¿Pero qué tal si les recordamos esa moción presentada por Iniciativa per Catalunya-Esquerra Unida en el Parlament en 2013 que condenaba el Franquismo? Ellos no la recuerdan ya que ni siquiera votaron, hicieron lo típico de una democracia: Se fueron juntamente con el PP del hemiciclo gritándose con todos los que estaban allí que iban a votar a favor (nótese la ironía). Nos decían que no había término medio cuando decíamos ni 155 ni DUI. Nos decían que si no eras contitucionalista, eras independentista. Pues vaya, según su lógica, imagino que si no condenas el franquismo, debes ser franquista ¿no? Mucho hablar de Venezuela y estos no condenaron una dictadura totalitaria, controlada por un tirano y en nuestro propio país. Y ojo, la moción iba en contra de todo el totalitarismo… el nazismo incluido… Divertido ¿eh?

Cataluña es un gran problema. Pero no para España, sino para Ciudadanos, ya que si valoramos lo que han votado en el Parlament sabremos lo que hará en toda España. No se trata de decirle a la gente que vote a la Izquierda, recalcando la palabra “vota”. Se trata de hablarle a la gente sobre las temáticas y los aspectos que les toca de verdad. No hay que hablar de la economía de las empresas, de los temas económicos, hay que hablar del trabajo precario, del contrato único, del aire que respiramos, del precio de la Renfe, del paro juvenil, y que los ricos paguen más…. Y la verdad, acabo de tener una equivocación muy grande que solemos cometer todos. Mejor dicho: no se trata de hablar del trabajo precario, del contrato único, del aire que respiramos, del precio de la Renfe, del paro juvenil o de que los ricos paguen más, sino que se trata de acabar con todo ello. Y la verdad, Ciudadanos defiende todo con lo que hay que acabar.

Deja un comentario