La Asociación Profesional «Ribeira Sacra Rural», la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago na Comarca de Sarria, el Colectivo Ornitológico «Cigüeña Negra» y el Sindicato Labrego Galego piden que se abra una investigación sobre los permisos administrativos concedidos al proyecto de la filial de la energética Enel Green Power España por si fueran constitutivos de presuntos delitos de prevaricación por omisión, contra el patrimonio cultural y el medio ambiente.

Obras del parque eólico de Enel Green Energy España, filial de Endesa, en Paradela / Cedida

PERJUICIO A LA CANDIDATURA DE LA RIBEIRA SACRA COMO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

En un comunicado, las organizaciones recuerdan que el lugar donde se está instalando el proyecto de Endesa está vinculada a la comarca de la Ribeira Sacra, una zona que cuenta con un Plan de Dinamización Turístico a través de un consorcio específico, por lo que «tendría que haberse efectuado una valoración previa del proyecto desde una perspectiva del protección del paisaje«, teniendo en cuenta que opta a ser Patrimonio de la Humanidad.

AFECCIÓN SOBRE LOS VALORES DEL CAMINO DE SANTIAGO

Por otra parte, las entidades valoran que ha de tenerse en cuenta que en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto publicada por la Xunta «no se hizo ninguna referencia al Camino de Santiago como Bien de Interés Cultural (BIC)», lo que según el Decreto 2224/1962 le otorga una especial protección tanto en la propia ruta como en la denominada «zona de amortecimiento», contemplada en el artículo 13 de la Ley 5/2016, de Patrimonio Cultural de Galicia.

Los colectivos denuncian que el parque eólico autorizado por el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo a Endesa será visible «por todas aquellas personas que transiten por el Camino Francés a Santiago durante el tramo de Paradela, afectando negativamente al paisaje y a la perspectiva que se percibe desde el mismo». Altegan además que en virtud de la Ley 5/2016, «las obras y actividades en el ámbito delimitado de los Caminos de Santiago deben de ser compatibles con la conservación y con la protección de sus valores propios y, en general, han de mantener las características principales del territorio que conforman».

EL PARQUE EÓLICO PONE EN RIESGO LA SUPERVIVENCIA DE DOS ESPECIES DE AVES AMENAZADAS

Finalmente, a las entidades «no les consta» que desde el comienzo de las obras del parque eólico «Paradela» se hayan adoptado las todas medidas correctoras establecidas en la Declaración de Impacto Ambiental. Así, no se habrían realizado las comprobaciones necesarias para determinar la existencia o no de parejas reproductoras de especies amenazadas en el área de afección directa de las infraestructuras, en concreto de dos aves como son el aguilucho cenizo (Circus pygargus) y el aguilucho pálido (Circus cyaneus), que nidifican sobre el suelo en ambientes de matorral y por lo tanto son susceptibles de verse amenazadas por las obras de instalación del proyecto.

Por todos estos motivos, «y en defensa del paisaje de la Ribeira Sacra, el Camino de Santiago, la protección de la biodiversidad y el interés común», las entidades denunciantes han solicitado a la Fiscalía la apertura de una investigación sobre las autorizaciones administrativas concedidas al proyecto del parque eólico de Endesa «Paradela» y que se verifique la legalidad de los hechos denunciados.

Deja un comentario