El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, mantiene sus acusaciones contra las Trece Rosas, a las que culpó de «torturar, violar y asesinar vilmente» y ha recalcado que ni él personalmente ni su partido renunciarán nunca a su derecho a pensar libremente y a poder juzgar la historia como crean conveniente. 

Las Trece Rosas es el nombre colectivo dado a un grupo de trece jóvenes, la mitad de ellas miembros de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), fusiladas por la Dictadura de Francisco Franco el 5 de agosto de 1939, cuatro meses después de finalizar la Guerra Civil Española.

Tras el atentado contra el comandante Isaac Gabaldón, en el que falleció, el régimen de Franco atribuyó este atentado a una supuesta red comunista de grandes dimensiones.

Un consejo de guerra sumarísimo condenó a muerte por estos hechos a los 67 acusados, todos miembros de las JSU, entre quienes se encontraban las Trece Rosas. 

Una hija de Marie Curie promovió una campaña de protesta en París por las Trece Rosas que tuvo un gran impacto en Francia y así se extendió el uso de este sobrenombre para referirse a ellas. 

El Juzgado de Primaria Instancia 40 de Madrid ve este viernes la demanda de la asociación 13 Rosas de Asturias y dos sobrinos de Dolores Conesa, una de las jóvenes ejecutadas, contra Ortega Smith, alegando que las declaraciones les causaron daños morales y perjuicios incalculables.

Estos últimos han solicitado que el dirigente de Vox se retracte a través de una publicación en los mismos medios o espacios similares, el pago de una indemnización de 10.000 euros, que donarían a un colectivo relacionado con la memoria histórica y que sea condenado a cinco días de trabajos de exhumación de víctimas de la guerra civil y la dictadura franquistas.

«Menos mal que no se ha pedido que se me condene a trabajos forzosos o a latigamiento en plaza pública», ha ironizado Ortega Smith.

Ha arremetido contra el “pensamiento único” sobre la memoria histórica, a su juicio, impuesto por “el desgraciado consenso progre entre el PSOE, PP Cs y todos los demás”, ha advertido de que los “sectarios” y “totalitarios” les intentan imponer tanto por la vía de la ley como de los hechos “cordones sanitarios” por pensar diferente. 

“Esa desmemoria, esa amnesia histórica que nos dice de qué podemos hablar de la historia y de qué no y, de lo que hablemos, tenemos que hablarlo de acuerdo con su discurso”, ha criticado.

“Son ideologías totalitarias que defienden los países comunistas, donde no existe ningún tipo de libertad y es lógico que pidan eso y, ya digo, no me extrañaría que pidieran el apaleamiento en plaza pública, pero que pidan lo que quieran que nosotros nos defenderemos”, concluyó.

El abogado de los demandantes informaba en un comunicado de que se trata del acto de conciliación preceptivo ante la demanda que fue presentada por «afirmaciones de Javier Ortega Smith del 4 de octubre de 2019 en el programa ‘Los Desayunos de TVE’ sobre las trece jóvenes republicanas asesinadas en 1939 durante la dictadura franquista».

Si Ortega Smith no se presentara al acto, o no se llegase a un acuerdo entre las partes, la Asociación interpondrá una querella criminal ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, órgano que compete en los enjuiciamientos a diputados.