El secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith, ha sostenido hoy que el resto de fuerzas políticas “ya no saben qué buscar” para intentar desacreditar a su partido, y ha añadido que “están fracasando en esa estigmatización de Vox”.

“Ahora están rebuscando a ver si alguno de nuestros candidatos suspendió la asignatura de religión cuando estaba en EGB o dejó de pagar una multa de tráfico que le pusieron un día, porque se olvidó”, ha dicho a los medios antes de participar en un almuerzo con simpatizantes en El Ejido (Almería).

Al ser interpelado sobre si espera una campaña “sucia”, ha sostenido que desde el nacimiento de Vox, el resto de partidos han hecho “todo tipo de suciedades”. “Nos han acusado de todo. Creo que les falta solo decir que nos comemos a los niños crudos”, ha apostillado.

Así, ha defendido que desde su formación no se ha perdido “un minuto insultando” a los demás, pero sí “calificando a los que hay que calificar”. “Llamando proetarras a los que son partidos proetarras, llamando golpistas a los que son partidos golpistas, llamando totalitarios y marxistas a los que lo son, y llamando corruptos a los que lo son, pero eso no son insultos”, ha añadido.

“Cuanto más nos insultan y estigmatizan, llenamos más los actos, hay más españoles valientes. Así que yo les animo a que sigan en ese camino. Pero por nuestra parte, no vamos a perder un minuto entrando en lo que se puede llamar una guerra sucia”, ha manifestado.

Sobre el inicio de campaña, ha valorado el “impresionante acto en Madrid junto a la estatua del almirante Blas de Lezo”. “Y lo hacemos con el espíritu de Blas de Lezo. Es decir, el espíritu de salir a ganar, de salir a conquistar, de no dar un paso atrás. Nos importa un bledo, lo digo así de claro, lo que digan las encuestas”, dice.

Apunta que los españoles “ya han descubierto lo que es útil, lo que es necesario, es tener el mayor número de senadores, diputados, concejales y europarlamentarios de las instituciones, de Vox”.

Además, ha recordado los “magníficos resultados en Almería, en toda Andalucía” de su partido en las pasadas elecciones andaluzas, que se produjeron “muy a pesar de lo que hacían los cocineros de encuestas y muy a pesar de lo que decían los tertulianos y los que pretenden cambiar la realidad y ponerla a su servicio”.

“La realidad en Andalucía fue que prometimos echar a Susana Díaz y lo cumplimos. Ahora hemos prometido echar al ocupa de la Moncloa y lo cumpliremos”.

Ha señalado además las cinco propuestas que defenderán en el Congreso a partir del 28 de abril, entre ellas la unidad del sector agrícola, apoyando la seguridad de las instalaciones, la defensa del un plan hidrológico nacional, mano de obra de “calidad” fomentando la formación profesional”, o acabar con la “España de la subvención para cambiarla por la España de la producción”.

“Terminando de una vez por todas con la inmigración ilegal. Hay que combatirla. Y hay que favorecer cuando el mercado nacional no sea capaz de satisfacer las demandas, por una emigración controlada, con contratos en origen. Una emigración y unos permisos de trabajo para cubrir las necesidades nacionales. Pero basta ya de la invasión migratoria”, ha incidido.

Deja un comentario