El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha afirmado este sábado en Burgos que pide el voto «para servir a todos los españoles» y porque «nos duele la España que se está rompiendo».

En un acto con afiliados en un restaurante situado junto a la Catedral de Burgos, ante cuya fachada se ha hecho una ‘foto de familia’ con los miembros de las candidaturas de su partido al Congreso y al Senado por Burgos, Casado ha afirmado que «nos duele la España que se está rompiendo, en la que se ceden indultos a cambio de escaños y se cede la dignidad de la unidad nacional a cambio de un puñado de votos para una investidura, como ocurrió con la moción de censura».

Ha asegurado que también pide el voto porque «desgraciadamente las cosas no van bien» y esta campaña decide qué partido puede mejorar la vida de los españoles en materia de empleo, sanidad y educación.

Tras reivindicar la buena gestión del PP en las instituciones en las que ha gobernado, Casado ha pedido a los afiliados de su partido que salgan a la calle para pedir el voto y decir que «el PP no les va a defraudar».

En este sentido, ha afirmado que volverán a «rescatar» a España de la crisis y a «parar a los independentistas y batasunos» y para «consagrar a esta España unida que ha asombrado al mundo durante cinco siglos y que en los próximos años, con nosotros, recuperará el rumbo».