El presidente del Partido Popular y cabeza de lista del partido por Madrid en las elecciones generales, Pablo Casado, ha participado en la Semana Santa de Ávila. Casado ha procesionado con la Cofradía de Estudiantes de Ávila, como ya ha hecho en otras ocasiones. “Un año más con mi Cofradía”, ha comentado el dirigente en Twitter, en un mensaje en el que ha adjuntado una foto de él vestido de penitente.

La participación de políticos en los actos de Semana Santa es habitual. El año pasado, los antiguos ministros de Defensa, Interior y Justicia con el Gobierno del PP –María Dolores de Cospedal, Juan Ignacio Zoido y Rafael Catalá– incluyeron en sus agendas oficiales actos religiosos de la Semana Santa. Catalá asistió a un acto de indulto a un preso, Cospedal asistió a la procesión de la Hermandad Sacramental y Cofradías Fusionadas de Málaga y Zoido fue condecorado por la Hermandad de Jesús el Rico y la Hermandad de la Expiación de Málaga.

La peculiaridad de esta Semana Santa es que coincide, por primera vez, con la campaña electoral de las elecciones generales, que se instauró oficialmente este viernes día 12, el “Viernes de Dolores” en el calendario cofrade. La asociación Europa Laica ha pedido a la Junta Electoral Central que los políticos no puedan participar, institucionalmente, en las miles de procesiones que se celebran en esta época para preservar la neutralidad.

Según la organización, existe una “improcedencia de la participación de cargos públicos en los eventos y procesiones de carácter religioso que se van a celebran durante la Semana Santa y que coinciden con el periodo electoral”, más aun “cuando se trata de candidatos, al entender que la separación Iglesias-Estado y la neutralidad deben ser exigidas y garantizadas”.

Deja un comentario