Pablo Crespo, el número dos de la trama Gürtel, reconoce en su declaración ante el juez que el Partido Popular les pagó “en efectivo” y sin factura gran parte de los actos electorales organizados en las campañas de 2007 y 2008, y otra parte de los actos fue abonada por empresarios adjudicatarios con la administración valenciana. El total de los cobros irregulares asciende a 3,4 millones de euros, de los que 2,2 fueron abonados en negro por el PP, y el 1,2 restante, por parte de los empresarios.

Relacionada: Ricardo Costa denuncia presiones de Francisco Camps ante su posible confesión en el juicio de la trama Gürtel

Crespo admite como cierta la confesión Francisco Correa. El líder de la trama indicó que fue el entonces secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, quien les comunicó que “si queréis cobrar tenéis que hacerlo de estos empresarios“.

El segundo de la Gürtel está convencido de que Costa actuaba por órdenes de un superior y sostiene que no sabe quién les pidió desde el PP la organización de campañas. Afirma que “quien sabe esto es Álvaro (Pérez)” en referencia a ‘El Bigotes’.

Pablo Crespo dice que Pérez “conocía a muchas personas en el PP” entre ellos ha citado a “Camps, Rambla, Costa, todo el comité ejecutivo regional del PP, consejeros y los tres presidentes provinciales” de la formación conservadora. Ha asegurado que ‘El Bigotes’ llegó a hacer gestiones con el mismísimo presidente Camps para cobrar la deuda que la Gürtel mantenía con el PP.

Deja un comentario