El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha prometido este viernes impulsar una «política industrial seria» para hacer frente a los «sectores poderosos» y ha propuesto utilizar la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para intervenir Alcoa.

En un acto público en Gijón con varios colectivos sociales, el líder de Podemos ha pedido a los trabajadores de la multinacional aluminera, que mantiene los planes de cerrar sus plantas de Avilés y A Coruña, que se mantengan «organizados y fuertes» en su lucha.

«Necesitaremos a la gente muy organizada para defender la democracia cada día», ha apuntado ante unas mil personas que han llenado el polideportivo de La Camocha.

Iglesias ha afirmado que con la aplicación de las políticas industriales de Podemos «propietarios muy poderosos harán todo lo que esté en su mano por derribar un Gobierno que defienda a la gente».

«Si algo sabéis en Asturias es que los derechos no se negocian, los derechos se conquistan», ha dicho Iglesias, quien también ha abogado por derogar la reforma laboral o intervenir el mercado de la vivienda.

En el acto han tomado la palabra representantes de varias entidades sociales de Asturias, Cantabria, País Vasco, como los pensionistas, los afectados por los desahucios del poblado de mina La Camocha, la Asociación de Maltratados por la Administración (AMA), la plataforma del Servicio de Ayuda a Domicilio, trabajadores de la compañía Vauste, el colectivo vecinal de Gijón, además de empleados de la red pública de los Establecimientos Residenciales de Ancianos (ERA) y de la multinacional Alcoa. mfc/gv/am

(foto)