Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, ha afirmado sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021, que «muy pronto» será presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por él mismo, una vez culminen las negociaciones entre la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en materia fiscal.

Sin embargo, tal y como ha adelantado durante la apertura del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, incluirá proyectos «ambiciosos» de inversión en la línea del «sentido común de época» que marca el acuerdo europeo, fortalecimiento de «lo público», y «avances importantes» en materia de justicia fiscal.

«Seguramente a quienes forman bloque de gobernabilidad con la extrema derecha no les va a gustar», ha afirmado Iglesias en alusión a PP y Cs, a quienes ha criticado por la «anomalía» que supone que conservadores y liberales pacten y gobiernen con la «extrema derecha» que a su juicio representa Vox que «Reivindica públicamente la dictadura y propone ilegalizar a millones de españoles de PNV, ERC, EH Bildu o Unidas Podemos».

Ante unos PGE que trazarán las «claves fundamentales de la dirección de Estado para los próximos años y décadas», Iglesias ha rechazado al bloque de derechas por gobernar con Vox y hacer políticas de «intereses de la élite corrupta y la destrucción de lo público», algo que va «En contra» de los PGE de 2020. «El ejemplo lo tiene todo el mundo, no hay más que ver lo que significa el gobierno del PP y Aguado en Madrid», ha añadido.

En su lugar, ha vuelto a apostar por negociar los PGE con la mayoría que propició la investidura y el Gobierno de coalición, tras haberse mostrado dispuestos a ello, puesto que a pesar de que dicho proceso no será «fácil», considera que se ha demostrado «viable» para sacar adelante unas cuentas «sociales» y dar «sentido y estabilidad a los próximos años».