El Partido Animalista, PACMA, ha interpuesto una denuncia ante la Generalitat Valenciana contra los 157 cotos de caza que podrían haber estado durante tres años cazando sin tener el Plan Técnico de Ordenación Cinegética.

Se da la agravante de que, de los 105 Espacios Naturales Protegidos existentes en la provincia de Valencia, en 70 de ellos se habría estado cazando de forma ilegal. Entre estos espacios protegidos se encuentran el Parc Natural de l’Albufera, el Parc Natural Marjal Pego-Oliva, el Parc Natural  Serra Mariola i Carrascar de la Font Roja i el parc Natural de la Serra Calderona.

Desde PACMA han tenido además constancia que, desde la Fiscalía Provincial de Valencia, se instó a principios de este año a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana a tomar medidas para evitar la caza en Espacios Naturales Protegidos de la provincia, dado el perjuicio que esta actividad produce en los mismos, sin que les conste que haya habido acciones por parte de la conselleria que dirige Mireia Mollà, ya que siguieron cazando.

«La caza es una actividad violenta que todos los años se cobra millones de vidas y contamina nuestros espacios naturales. Por desgracia, en la Generalitat Valenciana el apoyo a la caza es rotundo. Prueba de ello es la permisividad ante las iregularidades cometidas por los cazadores y el apoyo explíctito a la moción en favor de la caza que todos los partidos con representación en Les Corts apoyaron hace unos meses.» indica Raquel Aguilar, coordinadora de PACMA en Valencia. «Desde PACMA seguiremos trabajando hasta poner fin a esta práctica que siembra de muerte y plomo nuestros ecosistemas. Pero mientras no se consiga su abolición, se luchará para que se cumpla la ley y no permitir el atentado contra la vida y el medio ambiente que se ha estado practicando sin control»

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario