miércoles, noviembre 25, 2020
Pacma lamenta que el Gobierno quiera impedir que defiendan a los animales...

Pacma lamenta que el Gobierno quiera impedir que defiendan a los animales en los tribunales

"Uno de nuestros fines básicos es perseguir legalmente a los maltratadores, y la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, según el borrador actual, nos lo impediría", denuncia la formación.

El Gobierno está preparando un Anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM) que propone que los partidos políticos no podamos actuar como acusación particular en procesos judiciales. Lo cual, para PACMA, se traduce «en que no podamos defender en los tribunales a Alma, a Sota o a Grisito de sus maltratadores».

La modificación propuesta por el Gobierno no permitiría a personas o entidades no implicadas directamente personarse en las causas judiciales. Es decir, que, en un caso de maltrato animal, solo el propietario del animal, que en muchas ocasiones es el propio maltratador, podría denunciar como afectado directo.

Cómo afectaría esto a los animales

«Si se llevase a cabo no podríamos personarnos como acusación en el caso de Alma, la perra disparada por un cazador en Chantada; en el de Sota, también disparada por un guardia urbano en Barcelona; el de Marina, la recientemente fallecida gata atacada con brutalidad y rociada con poliuretano; el de los tres galgos arrojados al río en Sevilla, encerrados en sacos; el de Grisito, el gato torturado hasta la muerte en Manacor… Y tantos otros horribles casos que peleamos en los juzgados para que los responsables de tanta crueldad sean castigados», denuncia la formación.

Impedir la personación en este tipo de casos sería prácticamente garantizar la impunidad de quien maltrata, que en muchos casos ni siquiera sería llevado ante la justicia.

Señala Pacma que han «presentado nuestras aportaciones a la consulta pública que el Gobierno ha habilitado para este Anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM), que aprovecha la excusa de aligerar los trámites judiciales para mutilar la capacidad de asociaciones animalistas y nuestro equipo legal de personarnos en los casos».

La nueva LECRIM bloquearía la acción legal de Pacma

Otra petición de Pacma es que, además de las personas ofendidas directamente por el delito, también se considere víctimas a los animales, tantas veces excluidos por ser tratados como simples objetos. Asimismo, piden que también sea consideradas víctimas las entidades con interés legítimo y directo, aunque no sean perjudicados en primera instancia. «Ese es nuestro caso, el de entidades de protección animal o PACMA, que tenemos como objetivo primordial la defensa de los animales y la lucha contra su maltrato. No padecemos de forma directa el maltrato, pero cada caso ataca directamente a nuestros valores», señalan.

Además de todos esto, otro de los puntos criticables del Anteproyecto de la LECRIM es que excluiría a los jueces y juezas de la fase de investigación, dejando todo en manos de la Fiscalía. Esto no garantiza la independencia de los jueces, solo dificulta que todas las pruebas y diligencias de la instrucción lleguen a manos de los mismos, cuya decisión se podría ver afectada por esas carencias.

«En PACMA estamos de acuerdo en que es necesario introducir medidas que eviten las dilaciones en los procesos judiciales. Nos interesa especialmente que los juicios sean rápidos y quien maltrata pague cuanto antes por el crimen cometido. Sin embargo, esto no se consigue acortando plazos procesales o archivando en falso, sino dando medios personales y materiales a la administración de justicia», denuncian desde la formación.