Pakistán honró hoy a las víctimas del ataque contra las dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda), donde fueron asesinadas 50 personas, nueve de ellas paquistaníes, con las banderas nacionales a media asta en edificios gubernamentales e instituciones públicas.

La medida fue anunciada ayer por el Ministerio de Exteriores para mostrar su «solidaridad» y «luto» con las familias de los 50 asesinados y solidaridad con las decenas de heridos en el ataque contra las dos mezquitas.

La aerolínea estatal Pakistan International Airlines (PIA) confirmó hoy a través de su cuenta de Twitter que «para mostrar solidaridad con las víctimas del incidente de Christchurch, la bandera nacional de Pakistán ondeará a media asta en todas las oficinas de PIA».

Los ataques se produjeron el pasado viernes, en el momento en que centenares de musulmanes realizaban la oración del viernes en las dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Entre los 50 muertos se encuentran nueve paquistaníes.

Uno de ellos, Naeem Rashid, un profesor paquistaní de 52 años, recibirá un galardón a título póstumo del «orgulloso» Gobierno de Pakistán el próximo sábado, día nacional del país, como reconocimiento a su valor durante el ataque terrorista en el que trató de frenar al atacante, sin éxito.

En uno de los vídeos del ataque a la mezquita Al Noor, difundido por el propio asaltante, se ve como Rasheed trata de detenerlo, pero no lo logró y resultó herido.

El profesor, procedente de la ciudad paquistaní de Abbotabad y que se instaló en Christchurch en 2009 para cursar un doctorado, fue trasladado a un hospital, donde falleció a causa de las graves heridas.

Su hijo también murió en el ataque.