Las necesidades básicas de los palestinos que viven en los territorios ocupados incluyen alimentos, agua, sanidad y protección. El coordinador humanitario de la ONU y el gobierno palestino solicitaron a los donantes internacionales 350 millones de dólares para aliviar estas carencias en 2019 debida al prologando bloqueo por parte de Israel a ese territorio.

Los fondos ayudarían a proveer alimentos, protección, cuidados médicos, albergue, agua y saneamiento a casi millón y medio de palestinos que han sido identificados como los más necesitados en la Franja de Gaza y Cisjordania, incluyendo Jerusalén Oriental.

La situación en que viven los palestinos se deteriora continuamente y muchos de ellos carecen de los satisfactores y servicios más básicos.

El coordinador humanitario de la ONU para los territorios palestinos ocupados, Jamie McGoldrick, y el ministro de Desarrollo Social del Estado de Palestina, Ibrahim Al Shaer, presentaron este lunes el Plan de Respuesta Humanitaria para los territorios ocupados en 2019 y pidieron a la comunidad internacional una aportación de 350 millones de dólares.

Al mismo tiempo, los actores humanitarios enfrentan desafíos sin precedentes, entre ellos el peor nivel de financiamiento registrado y los crecientes ataques para deslegitimar el trabajo humanitario. El plan de este año tiene un nuevo enfoque que refleja lo que podemos lograr de manera realista en un contexto tan limitado. Reconocemos que hace falta mucha más asistencia y que podemos hacer muchos más, pero precisamos de un mayor apoyo de la comunidad internacional”, explicó McGoldrick.

Llamamos a la comunidad de donantes internacionales a ayudarnos a asegurar los fondos solicitados para 2019 con el propósito de mantener las operaciones humanitarias y la provisión de servicios básicos a los palestinos más necesitados”, enfatizó McGoldrick.