Por Arjuna
El cámara palestino Yaser Murtaya, de 31 años de edad, fue asesinado por un francotirador israelí que le disparó en el abdomen cuando cubría las protestas que tuvieron lugar el pasado viernes, 6 de abril, dentro de las movilizaciones de la Gran Marcha del Retorno.

Yaser Murtaya, que era padre de un niño de un año, fue tiroteado cuando vestía un chaleco que llevaba la inscripción de “Press” (Prensa) escrita con letra clara y mayúscula. En el momento de ser abatido, al este de la localidad gazatí de Khan Yunis, se encontraba con su cámara filmando las escenas que transcurrían cerca de la verja fronteriza.

El periodista Yaser Murtaya tras ser alcanzado por un francotirador israelí

El joven fue ingresado de urgencias en un hospital de la zona donde un equipo médico trató de salvarle la vida durante varias horas. El cámara falleció en la madrugada del sábado con el abdomen perforado, informó Wafa, la agencia de noticias de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Yaser, que había fundado con un grupo de colegas la agencia de prensa “Ain Media” (“Ain” significa “Ojo” en árabe), estudió Medios Audiovisuales y Producción en la Universidad de Gaza y tenía previsto estrenarse como director de cine para dar visibilidad internacional a la causa palestina.

El periodista y fotógrafo Yaser Murtaya filmando en una playa palestina

Tanto la ejecución de Yaser como los ataques que sufrieron otros siete reporteros palestinos, han sido denunciados con dureza por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ha decidido llevar el caso a los tribunales y foros internacionales para intentar que se haga justicia.

“Instamos al Gobierno israelí a que respete la resolución 2222 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la protección de periodistas, aprobada en 2015, y pedimos una investigación independiente que conduzca a la condena de los responsables de este crimen contra la libertad de prensa”, dijo el secretario general de RSF Christopher Deloire.

Otro camarógrafo de Al Aqsa (canal de televisión de Hamás), identificado como Khalil Abu Adhra, se encuentra en estado crítico a causa del disparo de otro francotirador, agregaron las fuentes.

El resto, los otros seis heridos, se encuentran en hospitales de Gaza con lesiones de diversa gravedad.

Israel incluye a los periodistas palestinos en el grupo “enemigos a batir” ya que, conociendo la inmensa influencia de la prensa (una parte de los medios estadounidenses está en manos de “trusts” judíos), ha optado por callar las voces y borrar las imágenes que se alejan del relato oficial de Tel Aviv, que es el que mejor se vende y consume en Europa y EEUU.

En los dos viernes consecutivos de la Gran Marcha del Retorno (el 30 de marzo y el 6 de abril, respectivamente) los francotiradores israelíes han matado a 32 palestinos y herido a 1400, algunos de gravedad, incluyendo a 31 mujeres y niños.

Las protestas de la Gran Marcha del Retorno se repetirán todos los viernes, hasta el próximo 15 de mayo (martes), día en el que se conmemora “La Nakba” (“La Tragedia”) del 15 de mayo de 1948, cuando Israel ocupó a la fuerza el 78% del territorio de Palestina provocando un éxodo bíblico de refugiados (ahora repartidos en una treintena de países).

El 14 de mayo (lunes) también se esperan manifestaciones masivas frente a la valla fronteriza ya que ese día EEUU mudará su Embajada de Tel Aviv a Jerusalén, según lo prometido por Donald Trump, quien hace todo lo posible por ganarse las simpatías del poderoso lobby judío estadounidense.

En Jerusalén Este los palestinos aspiran a fundar la capital de un futuro Estado independiente. La resolución 242 de las naciones Unidas insta a Israel a retirarse de los territorios ocupados, incluyendo esa mítica ciudad, considerada sagrada tanto por los judíos como por los musulmanes.

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario