Por Javier Cortines
La activista Janna Jihah Ayyad, de diez años de edad, dice que es la reportera más joven del mundo y que informa de todo lo que ocurre en su aldea Nabi Saleh (Cisjordania ocupada desde hace medio siglo) porque a ningún periodista extranjero le importa lo que ocurre en su pueblo, de 55O habitantes.

Esta niña, que nació en el mismo poblado que Ahed Tamimi, (la adolescente que será juzgada mañana, martes, 6 de febrero, por un tribunal militar), asiste a todas las manifestaciones que puede ondeando la bandera palestina y con su móvil filma videos y manda noticias escritas en árabe a todos sus contactos, entre los que se encuentran medios de comunicación de Oriente Próximo.

Janna Jihah Ayyad protestando contra la ocupación sionista de Palestina

“No hay muchos periodistas que se enteren de lo que ocurre en Palestina e informen al mundo de ello, por lo que yo hago su trabajo e informo de lo que pasa en Nabi Saleh”, dijo Janna Jihah Ayyad a la cadena de televisión catarí Al Jazeera.

La reportera más joven del mundo hizo esas declaraciones semanas antes de que Ahed Tamimi, de 17 años, fuera detenida en su casa en la noche del pasado 19 de diciembre.

Cuatro días antes, el 15 de diciembre, viernes (día sagrado para los musulmanes) Ahed se enfrentó con manos y pies a dos soldados israelíes, en el mismo patio de su vivienda, en respuesta al tiro que recibió a bocajarro su primo de catorce años Mohamed Tamimi, que estuvo 72 horas en coma a causa del impacto de la bala de goma, que le dejó una deformación craneal.

Los altercados de Nabi Saleh se produjeron como consecuencia de la decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como la capital de Israel.

En 1947, dos años después de la finalización de la Segunda Guerra Mundial, la ONU estableció un plan para la división de Palestina (por aquel entonces bajo mandato británico), en dos Estados, uno hebreo y otro árabe, quedando Jerusalén y Belén bajo tutela internacional.

En la Guerra de los Seis Días (del 5 al 10 de junio de 1967) Israel, fuertemente armada, derrotó a Palestina y a sus aliados e invadió y conquistó la península del Sinaí, la Franja de Gaza, Jerusalén Este (incluyendo el casco antiguo) y los altos del Golán.

La irresolución del problema palestino, originado por las potencias coloniales, ha sido y es la causa de numerosos conflictos regionales e internacionales.

 

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario