La Federación Plataforma Trans ha denunciado la «brutal paliza» que un hombre trans recibía este domingo en la localidad toledana de Belvís de la Jara, por parte de un individuo que le increpó por su condición.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 8 de la tarde, cuando la víctima fue a llevar un televisor a una caseta situada a las afuera de dicho municipio y allí se encontró a otros dos individuos.

Una vez ya en el exterior de la caseta uno de los individuos se le acercó y le dijo: “A ver si pegas como un chico o como lo que eres, una tía”, haciendo alusión a su condición de hombre trans, tal y como recoge periodicoclm.es.

El hombre trans recibió patadas y puñetazos por todo el cuerpo

A continuación, empezó a golpearle propinándole varias patadas y puñetazos y tirándole al suelo en donde continuó agrediéndole. La víctima no agredió a su atacante en ningún momento y únicamente se protegió de los golpes. Posteriormente, llamó a urgencias para pedir auxilio.

En un principio, el vecino de Belvís de la Jara fue atendido por los servicios sanitarios de la localidad y después en el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, donde el parte médico señaló que la víctima presentaba “contusiones múltiples por agresión”.

Brutal paliza a un hombre trans en Toledo: “A ver si pegas como un chico o como lo que eres, una tía"
Brutal paliza a un hombre trans en Toledo: “A ver si pegas como un chico o como lo que eres, una tía»

La Federación Plataforma Trans ha condenado los hechos y ha solicitado que sobre el agresor recaiga “el agravante por transfobia”. “Estos alarmantes hechos ponen una vez más de manifiesto la vulnerabilidad de las personas trans, nuestra exposición a todo tipo de agresiones y la necesidad urgente de tramitar la ley para la igualdad plena de las personas trans como una herramienta de garantía de derechos, de protección contra la discriminación y de reparación de una situación de desigualdad anacrónica y sistemática del Estado por acción u omisión”, ha defendido la presidenta del colectivo, Mar Cambrollé.

Además, ha afirmado que el odio y la intolerancia son expresiones que ponen en cuestión el Estado de Derecho y son “el antónimo de la igualdad, la libertad y la diversidad”, valores que, como ha remarcado, hacen una sociedad “más justa y democrática”.

 

Los hechos también han sido condenados por la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, quien a través de las redes sociales ha manifestado: «Mi condena y repulsa ante esta brutal agresión, el odio solo provoca dolor y sufrimiento. Tan difícil resulta dejar a las personas vivir su vida? Un fuerte abrazo y todo el ánimo del mundo a nuestro paisano. No estás solo».