El canciller de Paraguay, Luis Alberto Castiglioni, comentó este lunes ante los medios que siguen «en la búsqueda de las fechas adecuadas» para la visita del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, prevista para principios de mayo.

Castiglioni señaló que las fechas que se barajan son el 6 o el 10 de mayo, aunque todavía debe concretarlo con su homólogo brasileño, Ernesto Araújo.

Paraguay quiere que el viaje de Bolsonaro sirva para poner «la primera piedra para el segundo puente sobre el río Paraná», que unirá las ciudades de Presidente Franco, en la margen paraguaya, y de Foz de Iguazú, en el lado brasileño.

El canciller estimó que las obras de ese puente concluirán «en un plazo de dos año» y que el puente representará un nuevo «vínculo» entre ambos países.

Este puente será el segundo que una los dos países por la vía fluvial y se sumará al Puente de la Amistad, inaugurado en 1965 para unir Ciudad del Este (Paraguay) y Foz do Iguazú (Brasil).

La Itaipú Binacional, represa hidroeléctrica compartida por ambos países, se encargará de la financiación de la obra, que requerirá una inversión estimada de unos 75 millones de dólares.

Castiglioni no aclaró si el acto de comienzo de las obras tendrá lugar en el lado brasileño o en el paraguayo, aunque manifestó su intención de que la ceremonia pueda celebrarse en ambos países.

Abdo Benítez visitó a Bolsonaro en Brasilia el pasado 12 de marzo, en un breve encuentro en el que compartieron su visión común sobre el futuro de la región y su oposición al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Además, los dos mandatarios ya han coincidido en diversas ocasiones en citas internacionales, pero el brasileño todavía no ha pisado Paraguay, a pesar de las estrechas relaciones que mantienen ambos países, tanto diplomáticas como económicas, y de la afinidad ideológica de sus gobernantes.

Fuente