Julian Assange se encuentra en la prisión británica de Belmarsh desde el 1 de mayo de 2019 mientras espera el resultado del proceso de extradición a Estados Unidos, donde puede afrontar hasta 175 años de prisión por espionaje e intrusión informática.

El cofundador de WikiLeaks se infiltró en los sistemas informáticos gubernamentales y difundió información confidencial: 90.000 partes de la guerra de Afganistán, 400.000 de acciones en Irak, 250.000 «cables sin editar» del Departamento de Estado y más de 800 informes sobre Guantánamo.

El pasado enero, una jueza de la Corte de Magistrados de Westminster rechazó su extradición por motivos de salud y por riesgo de suicidio, pero Washington ha recurrido esa decisión y será el Tribunal Superior el que decida su futuro.

La abogada Stella Moris, prometida y madre de los dos hijos de Assange arremetió este lunes contra los Gobiernos británico y estadounidense, que defienden la libertad de prensa mientras mantienen en prisión al cofundador de WikiLeaks.

La pareja de Assange avisa de que “EEUU puede ir contra cualquier periodista en cualquier parte del mundo”
La pareja de Assange avisa de que “EEUU puede ir contra cualquier periodista en cualquier parte del mundo”
Moris protestó a través de su cuenta de Twitter después de que el ministro de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, denunciaran los ataques y persecuciones de periodistas en una conferencia de prensa que compartieron en Londres. «Esta descarada hipocresía no solo es peligrosa, sino completamente insostenible», dijo Moris.
Raab advirtió sobre los numerosos ataques a periodistas, «desde Bielorrusia a Birmania», y avisó de que las «violaciones de la libertad de los medios están creciendo a un ritmo alarmante».

Por su parte, Blinken recordó que fue periodista antes de centrarse en política y reconoció las «crecientes dificultades y desafiantes condiciones» de los que trabajan para «informar a la gente y exigir responsabilidades a Gobiernos y líderes». «No hay nada más fundamental para un buen funcionamiento de nuestras democracias, y creo que ambos respaldamos firmemente la prensa libre», defendió el secretario de Estado estadounidense.

El procesamiento de Assange: la mayor amenaza a la libertad de prensa

Pero ninguno mencionó a Assange y eso molestó a su pareja: «Estoy enfadada porque la mayor amenaza a la libertad de prensa a nivel global es el procesamiento de Assange por parte del Gobierno estadounidense», escribió en su perfil de Twitter.

Moris explica en un video complementario que la causa abierta contra el profesional australiano implica que «EEEUU puede ir contra cualquier periodista en cualquier parte del mundo». «El Gobierno de EEUU debe abandonar el procesamiento de Julian Assange», añade.

Por su parte, el director del portal de filtraciones WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, alertó tal y como recoge elDiario.es, también de que el caso de Julian Assange demuestra que Estados Unidos puede perseguir judicialmente a «cualquier periodista del mundo» si considera que sus informaciones van «en contra de sus intereses».

Si un periodista «decide informar sobre cuestiones de seguridad nacional que Estados Unidos considere que van en contra de sus intereses, puede ser cazado en cualquier momento, en cualquier lugar del mundo», dijo Hrafnsson.

«Es algo terrorífico para todos los que no tenemos un pasaporte estadounidense. Este tipo de mensaje se envía deliberadamente a fin de poner restricciones a todos los periodistas del mundo que no son estadounidenses y decirles que deberían dejar de informar sobre ciertas cuestiones», zanjó.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA