Nacional

El Partido Popular desafía a RTVE y mantiene el uso de ‘Verano azul’ en su campaña electoral

La polémica ha estallado una vez más y el Partido Popular se encuentra en el centro de atención. En medio de su deriva ideológica para regresar al poder, la formación liderada por Alberto Núñez Feijóo se encuentra envuelta en otro conflicto. Esta vez se trata del uso de la marca «Verano Azul» en su campaña para las elecciones generales que se llevarán a cabo el próximo 23 de julio.

Esta estrategia ya comenzó mal con la extraña presentación del eslogan (con sombrilla y arena en una playa artificial de Madrid) y empeoró después de que Radio Televisión Española (RTVE) exigiera al PP que dejara de utilizar la imagen de la famosa serie para sus intereses electorales.

En respuesta a esta solicitud, el PP ha decidido responder con más fuerza, como ha venido haciendo en los últimos tiempos con todas las polémicas. Lejos de rectificar, los populares se han reafirmado en el uso de la marca, lanzando otro video en sus redes sociales en el que aparece el actor Miguel Joven, quien interpretó a «Tito» en la famosa serie de los años 80.

El Partido Popular desafía a RTVE y mantiene el uso de ‘Verano azul’ en su campaña electoral

En el mencionado video, Joven exclama: «España merece un verano azul», como respuesta a las reclamaciones de RTVE y de la familia del creador de la serie, Antonio Mercero, por el uso de la marca.

RTVE ha presentado un requerimiento en el que señala que es titular de la marca «Verano Azul» para programas de televisión, y considera que la solicitud de registro presentada por el PP podría infringir la legislación de marcas. Según fuentes de RTVE, el PP intentó registrar la marca después de lanzar la campaña, no antes de su uso. Esta maniobra podría retrasar cualquier resolución de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) hasta después de las elecciones, lo que permitiría al PP seguir utilizando la marca sin restricciones.

En su comunicado, RTVE insta al PP a que desista de su solicitud de registro y cese el uso de la marca, advirtiendo que no descartan tomar medidas legales en caso de que el partido ignore este requerimiento. La Corporación recuerda al PP que es titular de la marca «Verano Azul» relacionada con programas de televisión, y defiende su derecho exclusivo de uso.

La familia Mercero, por su parte, ha expresado su descontento por el uso político de la marca «Verano Azul» por parte del PP. El hijo del creador de la serie considera que a su padre le hubiese parecido un disparate que un partido político utilizara la serie como lema de su campaña electoral.

La familia lamenta que el PP no se haya puesto en contacto con ellos ni con RTVE para solicitar la cesión de la marca y considera este hecho como una apropiación indebida. Aunque no tienen intención de emprender acciones legales en este momento, no descartan hacerlo, ya que consideran que se trata de un uso inapropiado de una serie icónica que pertenece a la cultura popular y no debe ser utilizada por un partido político.

El malestar radica principalmente en la asociación que se establece entre los «populares» y la serie «Verano Azul» a través de la campaña, al dar da la impresión de que la serie se convierte en propiedad exclusiva del PP. Esta situación ha generado controversia y ha despertado críticas por parte de diversos sectores.

Es importante destacar que «Verano Azul» es una serie emblemática de la televisión española que ha dejado una huella imborrable en la memoria colectiva del país. Creada por Antonio Mercero y emitida en los años 80, la serie narra las aventuras y vivencias de un grupo de jóvenes durante sus vacaciones de verano en un pueblo costero. Con su temática fresca y entrañable, logró conectar con el público y se convirtió en un símbolo de una época.

El uso de esta marca por parte del Partido Popular en su campaña electoral ha generado un debate sobre los límites del uso de la cultura y los símbolos populares con fines políticos. Para muchos, el hecho de que un partido se apropie de una serie tan querida por la audiencia para promover sus intereses resulta inapropiado y oportunista. Se argumenta que la serie «Verano Azul» trasciende las fronteras partidistas y pertenece al patrimonio cultural de todos los españoles.

En última instancia, el destino de esta disputa recae en la decisión de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), que deberá determinar si el registro de la marca por parte del PP infringe la legislación vigente. Mientras tanto, la polémica continúa y la serie «Verano Azul» permanece en el centro del debate.

Luna Izquierdo

Periodista. Jefa de redacción de Contrainformacion.es. Lunaizquierdo@contrainformacion.es

Entradas recientes

Devolver el protagonismo al campo en las políticas europeas

Costes de producción en alza, conflictos geopolíticos y aumentos de las importaciones de países no…

2 días hace

Los gobiernos de PP y Vox saltan por el aire: la oportunidad de la izquierda

Las rupturas en los gobiernos autonómicos de derecha podrían fortalecer a la izquierda, que ve…

3 días hace

La oscura trama de espionaje contra Podemos: 6.903 búsquedas policiales en solo dos años

Documentos obtenidos por la Audiencia Nacional muestran cómo la denominada policía patriótica del PP dirigió…

3 días hace

Mèlenchon y el anticristo

cualquier parecido de todo lo visto en este artículo con la política española es pura…

3 días hace

Cinco décadas de sabotaje: el plan del lobby petrolero contra las energías limpias

La manipulación y la desinformación han sido sus herramientas durante más de medio siglo, en…

3 días hace

Entrevista a Matteo Palamidesse: “El polvorín ya ha explotado en el Cuerno de África”

Entrevistamos al periodista italiano Matteo Palamidesse, especializado en el segundo país más poblado del continente…

3 días hace