Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno, ha confirmado que el Gobierno está estudiando quitar de la lista de productos gravados con tipos reducido y superreducido de IVA (10% y 4%) a aquellos bienes que no sean de primera necesidad, sobre todo por parte de quienes tienen menos renta.

El Gobierno está utilizando el informe sobre beneficios fiscales que ha elaborado la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), en el que se confirma que esos beneficios fiscales no resultan útiles en algunos productos, para elegir que entra dentro de este rango.

Libros para ricos

Esta institución ha identificado siete bienes y servicios en los que un 70% del beneficio fiscal lo disfrutan las rentas medias-altas: restaurantes, cafeterías y similares, transporte de pasajeros; hostelería; libros y prensa; paquetes turísticos y jardinería.

Sí, libros. Consideran que los libros no son de primera necesidad y no es necesario que tengan un IVA reducido. El Ejecutivo no quiere que estas medidas se interpreten como una subida del IVA. «No es que estemos subiendo el IVA, estamos quitando una bonificación o un IVA especialmente reducido para algunos productos, por no considerar que sean productos cuyo consumo tengamos que incentivar, a diferencia de los de primera necesidad», defendía Calviño en una entrevista en Radio Nacional.

Pascual Serrano y los libros para ricos

Sobre ello se ha pronunciado el periodista y escritor Pascual Serrano en su cuenta de Twitter: «El gobierno subirá el IVA de los libros porque sólo los compran los ricos. Ese es, literalmente, el argumento».

Decía el escritor francés Paul Valéry que «Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los animales, el tiempo y su propio contenido». Ahora tienen un enemigo nuevo: Nadia Calviño y sus medidas para ricos.