El Congreso ya investigó las denuncias sobre la llamada «policía patriótica» para desprestigiar al independentismo catalán y, pese al voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, sentenció que, en la etapa de Jorge Fernández Díaz, el Ministerio del Interior hizo un uso partidista del Ministerio para investigar y, en su caso perseguir, a adversarios políticos. La polémica ha vuelto a la actualidad al abrirse una investigación judicial tras reconocer el excomisario José Manuel Villarejo que participó en labores de espionaje contra Podemos.

En declaraciones en el Congreso, el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ha recordado que su partido denunció esa «guerra sucia del Gobierno de Rajoy contra el soberanismo» ya que «ponía en riesgo el sistema democrático» y suponía «romper las reglas del Estado de Derecho».

LOS QUE HOY SE ESCANDALIZAN ESTABAN CALLADOS

Eso sí, cree que los que hoy «se escandalizan» con las noticias que afectan a Podemos «durante mucho tiempo estuvieron callados» cuando la llamada ‘guerra sucia’ atacaba al independentismo catalán.

«Esa policía patriótica expresa la degradación del sistema democrático y aún nadie del PP ha asumido ninguna responsabilidad política –se ha lamentado–. Espero que el PP pida perdón por haber utilizado la Policía para construir pruebas y acusaciones falsas contra dirigentes del soberanismo catalán».

DEJA UNA RESPUESTA