La Asociación Española de Pediatría se enfrenta a un grave conflicto de intereses. Varios de los pediatras más activos en la defensa de la postura de la asociación reciben honorarios de las fabricantes de estos vacunas. Solo cinco de los principales miembros de su Comité Asesor se repartieron más de 200.000 euros de las farmacéuticas en los dos últimos años, según denuncia Eldiario.es.

La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial de Sistema de Salud rechazaba la inclusión general de la vacuna infantil contra la meningtis B, Bexsero de GSK, en el calendario nacional el pasado marzo, aunque sí se incorporó el suero tetravalente, de las farmacéuticas GSK y Pfizer, se limitó su aplicación pública a adolescentes. Ambas decisiones contrariaron a la Asociación Española de Pediatría (AEP) que emitió un comunicado de oposición.

En marzo de 2019, el doctor David Moreno Pérez había cobrado de la industria 43.700 euros en 2017 y 2018. Casi la mitad provino de GSK y Pfizer. Moreno Pérez renunció a ese puesto al convertirse en director del Plan Estratégico de Vacunación de Andalucía en mayo pasado. Su secretario entonces, el doctor Francisco Álvarez García, le sustituyó en la coordinación. Álvarez García ingresó 58.000 euros durante esos dos cursos. Más de 36.000 de esas dos mismas compañías.

Uno de los vocales del Comité Asesor y jefe de servicio en el Hospital de la Costa del Sol, Javier Álvarez Aldeán, ha acumulado 45.000 euros en transferencias, la mayoría como «honorario». Este médico participó en la presentación pública de la vacuna contra la meningitis B Trumenba que realizó su fabricante Pfizer en abril de 2018.

La médico adjunto del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Puerta de Hierro María José Cilleruelo, también aparece en los listados de pagos de Pfizer con 10.000 euros en 2017 y otros 5.900 de GSK al año siguiente. Otro integrante del Comité Asesor es la doctora adscrita al área de investigación en vacunas de la Fisabio en la Comunitat Valenciana, María Garcés Sánchez, que acumuló 68.000 euros de la industria –más de la mitad entre las fabricantes de estos productos.

Otro miembro de la Asociación, el pediatra investigador Federico Martinón Torres, que percibió por servicios (no investigación) casi 150.000 euros en los dos últimos años, contradijo abiertamente en Redacción Médica los puntos de la argumentación manejada por la comisión de salud.

La AEP indica al periódico que «tiene un compromiso ineludible con la transparencia de su actividad«. Y subraya que la información sobre conflicto de intereses de sus miembros «consta cada año en la publicación oficial de recomendaciones del Calendario de Vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría que se publica anualmente en el órgano de expresión oficial de la AEP, Anales de Pediatría«.

La afirma que son una «sociedad científica que representa a más de 14.000 pediatras que trabajan tanto en el ámbito hospitalario como de atención primaria» cuyo objetivo, entre otros, es «velar por la adecuada atención sanitaria«.

2 Comentarios

  1. Las vacunas de rotavirus son rotarix y rotateq y se autorizaron con fichas técnicas que dicen lo siguiente como indicación:
    Rotateq esta indicada para la inmunización activa de niños a partir de las 6 semanas a 32 semanas de edad para la prevención de la gastroenteritis debida a infecciones por rotavirus (ver las secciones 4.2, 4.4 y 5.1). Rotateq se debe utilizar de acuerdo con las recomendaciones oficiales.
    Rotarix esta indicada para la inmunización activa de niños entre las 6 y las 24 semanas de edad para la prevención de la gastroenteritis debida a una infección por rotavirus (ver secciones 4.2,4.4 y5.1).El uso de rotarix debería estar basado en las recomendaciones oficiales.
    Las recomendaciones oficiales son contrarias al uso generalizado de estas vacunas en España, por ello este uso es ilegal y en el caso de que se produzcan reacciones adversas se generara responsabilidad, ya que se ha prescrito en contra de lo que dice la ficha técnica. Recientemente en Francia se han producido dos casos de muerte como consecuencia del uso de la vacuna , un caso con cada vacuna, por ello resulta como minimo inquietante que haya comites que recomienden el uso de esta vacuna que puede generar la muerte , aunque con una frecuencia muy baja, cuando previene una enfermedad que en España no ha generado mortalidad. Inevitablemente el equilibrio riesgo/beneficio depende de cada lugar.
    En USA existia mortalidad por esta enfermedad , como consecuencia de que para amplios sectores de su población , un niño con gastroenteritis para rehidratar , era un gasto que consumía los ingresos del mes de una familia, por lo que a menudo se retrasaba la toma de la decisión y a veces con consecuencias mortales. Afortunadamente en España nuestro sistema sanitario es accesible para nuestra población y la consecuencia es que no hay mortalidad (cuidemos nuestro sistema sanitario).
    Si un abogado tiene una reclamación por el uso fuera de lo que dice la ficha técnica de estas vacunas , no dude de pedir ayuda, yo en cualquier caso la ofrezco de modo desinteresado.
    Cordiales saludos. Paco. Funcionario jubilado. Virólogo . Exjefe de la División de Productos Biologicos y Biotecnologia de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

DEJA UNA RESPUESTA