Redacción

EQUO

Desde EQUO pedimos la paralización del MIDCAT tras conocerse un informe encargado por la UE que pone en cuestión la rentabilidad del gasoducto. Cada vez hay más dudas sobre la necesidad y viabilidad de las mega infraestructuras energéticas. En este mismo sentido, se pronunció recientemente el Consejo de expertos del Gobierno sobre la transición energética acerca de la interconexión eléctrica entre Bizkaia y Francia; las simulaciones del informe reflejan que, con la interconexión, por una parte, se aumentan las emisiones, y por otra, se mantiene o se reduce el porcentaje de energías renovables estimado en energía final.

En este caso el MIDCAT, además de suponer un gran coste (más de 3.000 millones de euros) y generar un alto impacto ambiental, no sería sostenible, ni rentable según el análisis de costes y beneficios del informe encargado por la Comisión Europea y que se ha conocido hoy.

“Desde la Comisión Europea y las grandes empresas energéticas se está apostando muy fuerte por las interconexiones, tanto de gas como eléctricas, proyectos muy caros de dudosa rentabilidad y necesidad. Por eso pedimos máximo rigor y transparencia en los cálculos y estudios sobre los que se apoyan las decisiones de inversiones” ha declarado, Rosa Martínez, diputada de EQUO en el GP Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Por ello, pedimos la suspensión del proyecto, del que recientemente se ha reactivado la primera fase que incluye cientos de kilómetros de gasoducto entre España y Francia, “hasta que esté demostrada su viabilidad ambiental, económica y se haya valorado concretamente su impacto en el precio de la energía”. concluye Martínez.

Así mismo, la diputada se ha referido a que “El proyecto tiene bastantes sombras respecto a los intereses de grandes empresas, en este caso, Red Eléctrica y Enagas, que son las principales beneficiarias, y las que toman la decisión sobre su necesidad. 

Deja un comentario