El secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, ha reivindicado hoy la necesidad de institucionalizar el diálogo social, creando para ello marcos estables, organizados y estructurados, tanto a nivel territorial como sectorial, al objeto de garantizar una transición justa. En su intervención en el encuentro hispano alemán dedicado a la política industrial para una transición justa, el secretario general de UGT FICA ha insistido en que “hace falta una política de estado para propiciar el cambio de modelo productivo y gestionar la transición hacia una economía circular con bajas emisiones de carbono, la digitalización y la automatización”, un cambio que debe hacerse “de una manera responsable, justa e integradora para no dejar atrás a ningún trabajador o trabajadora, comarca o provincia”.

En este contexto, Pedro Hojas ha señalado que “los agentes sociales somos fundamentales en este proceso, pues somos herramientas de transmisión, de asesoramiento y de coordinación sectorial”. “Somos vasos comunicantes con todo el tejido industrial y por ello somos imprescindibles para consolidar la transición hacia el nuevo modelo productivo”, ha insistido, “y más teniendo en cuenta la estructura empresarial de la industria española, formada en un 96% por microempresas y pequeñas empresas”.
No obstante, ha lamentado una vez más, que llegamos tarde. “La oportunidad de los fondos europeos debería habernos pillado con los deberes hechos, o más avanzados”, y más teniendo como interlocutor un Gobierno progresista que se presta al diálogo. A este respecto, ha afeado el papel de la oposición política española, con la que “es muy difícil sacar nada adelante”.

A pesar del papel de la oposición, que se dedica «a impedir el avance de cualquier iniciativa del Gobierno», ha puesto en valor, tras muchos años en que UGT FICA predicara en el desierto, “el paso de gigante dado en los días pasados con el consenso conseguido en torno a la “Propuesta Sectorial para una Estrategia Industrial 2030, dentro del Foro de Alto Nivel de la Industria Española”. Se trata de una propuesta “que debe conjugarse paralelamente con la negociación de una nueva Ley de Industria y con la concreción del Pacto de Estado”, a las que ha considerado “las herramientas necesarias para afrontar la transición hacia el nuevo modelo en las mejores condiciones posibles”, y en la que “los empleos y el tejido industrial no solo se preserven, sino que se impulsen y se consoliden”.
Por las circunstancias actuales, Pedro hojas ha urgido también a poner en marcha uno de los puntos de esta Estrategia, como es el Pacto de Estado por la Energía, dirigido a impulsar una política energética sostenible que, al mismo tiempo, “garantice el acceso a la energía a un precio sensato a todas las ciudadanas y ciudadanos, y proporcione costes competitivos para nuestra industria”.

Paralelamente, se deben establecer “unos mecanismos de compensación equiparables a nuestro entorno europeo para la industria electrointensiva y calorintensiva”, completando y desarrollando ambos estatutos.
Ha aprovechado también para cargar contra la reforma laboral de 2012 y reclamar su derogación para “revertir el modelo de relaciones laborales que supone”, y “propiciar la mejora del empleo en cantidad y calidad, así como de las condiciones de trabajo, incorporando la recuperación del poder adquisitivo de los salarios y corrigiendo la fuerte desigualdad existente”. En este contexto, ha recordado que en 2012 “se legisló sin consenso, y ahora nosotros no vamos a ceder en base al consenso”. Es más, “no vamos a ceder un milímetro, pues el consenso no puede asentarse sobre medidas que perjudiquen a las y los trabajadores”, ha asegurado.

Finalmente, el secretario general de UGT FICA ha puesto a la Federación a disposición del Foro de Alto Nivel de la Industria Española y del Ministerio de Industria para trabajar conjuntamente para dotar a este gran proyecto industrial del impulso que necesita.

DEJA UNA RESPUESTA