Este domingo, Pedro J. Ramírez escribía en su medio digital El Español un artículo titulado «El tiro por la coleta» centrado en criticar a Pablo Iglesias. Pero lo llamativo no es el texto en sí, sino la imagen elegida para ilustrar el artículo: una caricatura del vicepresidente segundo del Gobierno haciéndose un selfie con una pistola en la boca y la cara desencajada.

En cuanto el artículo se ha publicado, el nombre del periodista se convirtió en tendencia en redes sociales y las reacciones de los usuarios de Twitter no se hicieron esperar.

Como respuesta a la publicación de El Español de la carta del director de Pedro J Ramirez: El tiro por la coleta como artículo más leído, los usuarios de Twitter han reaccionado publicando una imagen con la caricatura de Pedro J Ramírez en la que le disparan en la cabeza, otros le recuerdan que sería mala suerte que volviesen a circular unos vídeos de cierto contenido y otros acusan tanto al El Español como al periodista de no tener ética y de no hacer periodismo sino terrorismo.

Muchoshan sido los que lo han denunciado, entre ellos el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, que preguntaba a través de su cuenta de Twitter: Hoy Pedro J publica en su digital un dibujo de un tiro en la boca a Pablo Iglesias… y no pasa nada. No abrirá informativos, ni se debatirá en tertulias. ¿Imagináis qué ocurriría en España si un dirigente de PODEMOS publicara en redes un dibujo de un tiro en la boca a Pedro J?.

El deportista Roberto Sotomayor y el tuitero Censored Jules también han compartido su crítica. «Pedro J está a dos telediarios de empezar a regalar con el periódico rifles de asalto y un plano de la casa de Iglesias», publicaba el tuitero.

La periodista Rosa María Artal, en respuesta a Echenique, ha preguntado si la Fiscalía actuaría si en lugar de tratarse de una imagen de Pablo Iglesias hubiese sido de Soraya Sáenz de Santamaría.

«Estáis en el gobierno para poder detener semejante barbaridad. Esto se está pasando mucho más allá que cuatro pueblos y asusta a millones de personas decentes. ¿Actuaría la Fiscalía si esta imagen hubiese sido de Soraya Sáenz de Santamaría?», escribía la periodista.