Sánchez apeló durante su intervención a la importancia de sacar adelante este gobierno

Pedro Sánchez arrancó su primera intervención en el Congreso con un compromiso: un cambio en la norma para que la formación de Gobierno sea más sencilla en el Congreso. «Planteo mi compromiso de buscar fórmulas para facilitar en el futuro la formación de mayorías de Gobierno frente a las mayorías del bloqueo», ha asegurado en el inicio de su discurso. «En los últimos años España ha carecido de un Gobierno con plenas facultades desprovisto de herramientas para encarar su futuro», ha subrayado.

Sánchez apeló durante su intervención a la importancia de sacar adelante este gobierno: “o coalición progresista o más bloqueo para España”, es lo ha que ha dicho Sánchez que se dirime en la votación definitiva de este martes. “Cinco elecciones con el mismo resultado no son una coincidencia, se llama democracia”, ha aseverado Sánchez, que ha dejado claro que la que propone es “la única opción de gobierno posible”.

El presidente en funciones se ha dirigido a la derecha durante su intervención para acusar a PP, Ciudadanos y Vox de haber hecho lo posible por que no gobernara la izquierda: “Han ido cambiando de pretextos para ganar tiempo, pero la razón siempre fue la misma: o gobiernan las derechas o no hay gobierno en España”. “Han tensionado la situación para ver si por algún lado aparecía alguna nueva oportunidad, no lo han conseguido –ha proseguido–. Va a gobernar una coalición progresista porque así lo han querido una mayoría de españoles y así lo ha decidido una mayoría en esta Cámara”.

Sánchez le ha dicho a la bancada de la derecha que tienen dos opciones: “seguir indefinidamente en el berrinche o aceptar el resultado”. “No les compensa seguir en el berrinche indefinidamente, daña algo muy importante que se llama convivencia”, ha avisado.

El presidente en funciones ha acabado su intervención como lo hizo el pasado sábado y ha aprovechado para parafrasear al presidente de la República Manuel Azaña: “Nadie tiene derecho de monopolizar el patriotismo”, ha dicho antes de recordar que evitar el clima de tensión también es patriotismo.

Estas palabras han sido respondidas seguidamente por Pablo Casado, presidente del PP, que ha reivindicado la defensa «a la Constitución y al jefe del Estado». Desde la bancada de las derechas se han oído gritos de «viva el rey».