El presidente del Gobierno y candidato socialista a la reelección, Pedro Sánchez, ha confesado este martes a sus compañeros de partido en Palencia las dificultades que tiene para hablar con Pablo Casado por la «polarización» que en su opinión está promoviendo el dirigente del PP.

Lo ha hecho en una breve visita a la capital palentina, donde no ha hecho declaraciones a los medios de comunicación, pero la secretaria provincial del PSOE y candidata a la Alcaldía de Palencia, Miriam Andrés, sí ha comentado ante la prensa cómo ha transcurrido el encuentro.

En la ciudad natal de Pablo Casado, el presidente se ha interesado por su vinculación con la capital palentina y, en este contexto, ha confesado que «es muy difícil hablar con él porque ha polarizado mucho la política y su posición», en palabras de la secretaria provincial del PSOE.

Sánchez ha protagonizado un paseo por el centro de la ciudad, en el que ha recibido el cariño de los palentinos y ha sido arropado por el PSOE de Palencia, uno de los que mayoritariamente apoyó en las primarias del PSOE a la andaluza Susana Díaz y donde tuvo contestación por incluir en las listas al Congreso a la portavoz federal de Educación, Mariluz Martínez Seijo, que encabeza la lista pese a no ser una de las más votadas por los militantes.

También ha recibido muestras de desaprobación, como las protagonizadas por una veintena de agentes de la asociación profesional de la Guardia Civil «Jucil», que le han pedido la equiparación salarial con las policías autonómicas.

En ese tiempo se ha fotografiado, ha firmado autógrafos, ha charlado con los palentinos que, sorprendidos por la visita, se le han acercado y, sin perder la sonrisa, se ha mostrado cercano en todo momento e interesado por distintas cuestiones sobre la ciudad.

También le ha trasmitido a la dirigente provincial del PSOE que tiene «muy buenas sensaciones» con la tendencia que marcan las encuestas, que la gente en la calle está respondiendo bien y que «está dispuesto a tener una mayoría suficiente para gobernar cómodamente, con algún apoyo seguramente».

Pero también ha lamentado «la polarización» de la política y ha dicho que esto no beneficia a nadie, según ha indicado Andrés que ha agradecido «el esfuerzo» que ha realizado Pedro Sánchez para estar este martes con los socialistas palentinos.

«Estamos encantados con la visita porque ha supuesto una cercanía orgánica que el partido en Palencia venía necesitando», ha afirmado Miriam Andrés, insistiendo en que ha sido el propio Sánchez el que ha insistido mucho en su interés en estar en Palencia, aunque solo haya podido tomarse un café y dar un pequeño paseo por la ciudad.

«Ha venido y al final no hay mala hora con él en la calle», ha indicado Andrés, convencida de que volverá pronto porque se lo ha prometido.

El PSOE de Palencia le ha regalado un lechazo churro de la Indicación Geográfica Protegida Castilla y León, que ha prometido llevar a La Moncloa para degustar con sus hijas «porque les encantan las chuletillas», ha dicho.

En la Plaza Mayor ha posado ante la fachada del edificio del Ayuntamiento de la capital para respaldar la candidatura municipal del PSOE y durante su recorrido por la Calle Mayor se ha detenido ante la escultura de Victorio Macho, obra de su discípulo Luis Alonso.

Finalmente se ha despedido con un aplauso antes de subirse al coche para dirigirse a León donde interviene en un acto público en el Pabellón La Torre.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario