Tras la reunión del Consejo de Ministros en la que se han abordado medidas económicas y sociales con las que hacer frente a la crisis del coronavirus, el presidente del Gobierno ha dado cuenta de las medidas que se han abordado y acordado en la reunión. «Todos los actores de la sociedad tenemos una misión específica de la batalla. Son momentos excepcionales y debemos aplicar medidas excepcionales», ha explicado Sánchez. 

La alarma sanitaria que está afectando a personas y empresas, por ello el Gobierno ha planteado una serie de medidas socioeconómicas mediante un decreto de ley que servirá para «proteger a las empresas y a las familias». Para ello, y según las palabras del propio Sánchez, ha «aprobado el mayor decreto de ley de la historia de la democracia española».

Las medidas más destacadas del plan de choque han sido las sociales. Se creará un fondo especifico de contingencia para reforzar la atención a personas mayores, sin techo y en residencias de mayores y dependientes por un valor de 300 millones de euros.

Asimismo, le producirá una flexibilización de la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan usar su superávit si lo invierten en partidas de atención social: atención a la dependencia, servicios sociales y todo tipo de problemas de índole social asociados al coronavirus. A este punto se otorgarán otros 300 millones de euros.

Se agilizará el proceso de autorización de ERTEs con el objetivo de que las empresas hagan un paréntesis y cuando pase la crisis se conserve el empleo, evitando despidos y cierres.El Estado pagará las prestaciones por desempleo de los afectados por ERTEs, aunque no tengan tiempo suficiente cotizado y el paro cobrado mientras dure esta situación no restará a trabajadores/as su acumulado en la prestación por desempleo.

Habrá una moratoria en el pago de hipotecas a personas que hayan reducido sus ingresos o estén en situación de desempleo por el coronavirus, «Ninguna persona perderá su vivienda y tendrán garantizadas las telecomunicaciones», ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Además, se hará una moratoria en el pago de suministros básicos (agua, luz y gas) a colectivos vulnerables. También habrá una prórroga automática hasta septiembre del bono social a los hogares beneficiarios.