Redacción

Pedro Sánchez se ha convertido ya en el séptimo presidente de la democracia. Lo que hace tan solo una semana parecía imposible se ha convertido en realidad gracias a los votos de Podemos, que junto a los nacionalistas vascos y catalanes le han dado al líder del PSOE los votos suficientes para poner fin a la presidencia de Mariano Rajoy.

Sánchez llega al cargo con el respaldo de 180 votos, diez más que los que consiguió Rajoy en su investidura, cuando obtuvo 170.

Rajoy tendrá ahora que decidir si se queda como jefe de la oposición o abre un tiempo nuevo para el PP. Su ejercerá ahora de oposición, en cuyos bancos están buscando ya sitio para los ministros que también son diputados y que hoy abandonan el banco azul, reservado para el Gobierno.

Ha habido reproches y falta de educación hoy también, el hasta portavoz popular, Rafael Hernando, ha acusado a Sánchez de llegar al Gobierno con “los amigos de Maduro, los que quieren romper España y los amigos de ETA“. “Hoy ustedes van a escribir una historia de vergüenza. Abren una nueva etapa según la cual todo vale“, ha insicado el polémico el dirigente popular.

Mariano Rajoy ha aparecido en el Pleno justo al final, antes de la votación y poco después de que Pedro Sánchez se dirigiera a él con ironía: “Cuenta con todo mi respeto como expresidente“.

Rajoy ha querido tener  la última palabra del debate para entonar su despedida:  “Quiero ser el primero en felicitarle“, le ha dicho a Pedro Sánchez. “Ha sido un honor ser presidente de España y dejar una España mejor que la que he encontré, ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día“.

Deja un comentario