La vicealcaldesa de Madrid y portavoz municipal de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha anunciado este viernes que rechazará «desde hoy» todas las mociones sobre memoria histórica «de los dos bandos».

«Que no cuenten con nosotros, ni unos ni otros, para dedicar tiempo a la política de exaltación de bandos. Ni un minuto más a enfrentar fantasmas del pasado en vez de pensar en el presente», ha asegurado.

El pasado 29 de septiembre, en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid se aprobó la retirada de las calles y placas en honor a la memoria de los dirigentes republicanos y socialistas Largo Caballero e Indalecio Prieto, así como las estatuas de ambos en Nuevos Ministerios.

El pasado jueves fue retirada la placa que honraba la memoria de Largo Caballero en Madrid. Respecto a esta decisión, la regidora madrileña ha indicado que «no se arrepiente» pero asegura que su formación no volverá a «seguir con este juego».

«No vamos a permitir que minorías extremistas se impongan sobre la gran mayoría que queremos representar», ha añadido. «Nosotros reivindicamos el centro político en España. Quizá porque no nos sentimos herederos de ninguno de los dos bandos».

La dirigente de Cs en Madrid ha catalogado a Vox y al PSOE, como representantes de esas «minorías extremistas». «Los populismos están cumpliendo su objetivo de polarizar, hacer su propia guerra», ha dicho y ha reivindicado que su formación tiene más concejales que ellos. «Eso va a convertir en estéril cualquier iniciativa que se presente porque no va a contar con nuestro apoyo».

El periodista Pedro Vallín ha querido dar su opinión en relación a este tema y ha denunciado a través de su cuenta de Twitter que al partido liderado por Arrimadas «le tiemblan las piernas para posicionarse contra el franquismo”.

«Ciudadanos es ya el cuarto intento en 40 años de crear una derecha democrática en España a la que no le tiemblen las piernas para posicionarse contra el franquismo. El cuarto intento fallido, quiero decir», ha escrito Vallín.