La presidenta de la Cámara Baja de EE.UU., Nancy Pelosi, planea invitar al jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, para ofrecer un discurso en el Congreso, en medio de las exigencias del presidente estadounidense, Donald Trump, a otros aliados de la coalición para que eleven su gasto en defensa.

«Pelosi planea invitar al secretario general de la OTAN a hablar en una sesión conjunta del Congreso en abril en torno al 70 aniversario de la alianza transatlántica», dijeron hoy a Efe fuentes cercanas al asunto.

La OTAN, que fue creada el 4 de abril de 1949, celebrará su próxima cumbre ministerial en Washington los próximos 3 y 4 de abril, por lo que el discurso probablemente sucederá uno de esos dos días.

Las mismas fuentes explicaron que los líderes de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, y de los demócratas en la Cámara Alta, Chuck Schumer; así como el «número 1» de los conservadores en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, han apoyado la iniciativa, que se hará pública próximamente.

Pelosi viajó recientemente junto a una delegación de alto nivel del Congreso a Bruselas y se reunió con varios dirigentes europeos, incluyendo Stoltenberg.

La invitación «llega en un momento en que funcionarios de Trump y el propio Trump han cuestionado el apoyo estadounidense a la OTAN», argumentó una de las fuentes.

A su llegada a la Casa Blanca, Trump amenazó con salir de la Alianza Atlántica si los países europeos no aumentaban sus contribuciones, un gesto que el propio Stoltenberg aplaudió al ver que los aliados sí que incrementaron su gasto en defensa.

El titular de la OTAN ya visitó Washington en enero para reunirse con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo; el secretario de Defensa, Patrick Shanahan; y el asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton.

Los miembros de la OTAN se comprometieron en la cumbre de Gales de 2014 a destinar el 2 % de su PIB a la defensa en una década, lo que se ha convertido en la mayor exigencia de Trump a sus aliados y ha centrado los debates de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de los últimos encuentros de la coalición.

Según medios estadounidenses, Trump está evaluando exigir a los países que alojan tropas estadounidenses en bases militares que sufraguen todos los costes asociados con ellas y además paguen a Washington un 50 % más.